Durante la crisis económica de los años 80, el surgimiento de “mercados paralelos” era una realidad, existía un incumplimiento a la lista de precios de los productos de la canasta familiar fijados por el gobierno de turno, que, a su vez, efectuaba el control respectivo en los mercados, a objeto de precautelar los intereses de la población. Pese a esta situación, los productos eran comercializados en espacios paralelos a precios mayores pactados entre el oferente y el demandante, similar situación ocurría con la divisa estadounidense.

Era común ver que se ofrecía la divisa estadounidense en la avenida Camacho de la ciudad de La Paz, a un tipo de cambio diferente al establecido por la autoridad de turno, creándose de esta manera un escenario de mercado paralelo en el cual se ofertaba esta moneda a un tipo de cambio mayor; claro está, era un escenario de crisis económica en la cual la hiperinflación golpeaba a la población y los especuladores aprovechaban de la situación, ante la débil posición del Estado, que no podía frenar la crisis.

En esta etapa se produjo un evento que profundizó la crisis del tipo de cambio: la desdolarización, medida que convirtió de manera forzosa los depósitos que estaban en moneda extranjera a moneda nacional y al tipo de cambio oficial. Este episodio significó que el total de los depósitos en el sistema financiero nacional se encuentren en “pesos bolivianos”, significando una pérdida irreparable para los ahorristas en dólares que vieron disminuidos o eliminados sus ahorros.

El dólar es una moneda que, en tiempos de crisis, inestabilidad e incertidumbre política, económica y social, se convierte en un refugio debido a que es una forma de minimizar la pérdida del valor adquisitivo de la moneda nacional en términos reales, ante expectativas del incremento de precios, depreciando de esta manera el tipo de cambio de manera continua.

Afortunadamente son tiempos del siglo pasado que no se comparan con la realidad por la cual atraviesa el país. La estabilidad de la economía y la bolivianización de la misma derivan en una innecesaria demanda de la divisa estadounidense para la mayoría de la población que efectúa sus transacciones habituales en moneda local.

A la estabilidad se suma el desarrollo de sus instituciones en materia financiera. Es así que la autoridad que regula las entidades financieras, en el marco de sus competencias y atribuciones, realiza de manera permanente el control de la compra y venta del dólar estadounidense en las entidades de intermediación financiera, empresas de giros y remesas de dinero y casas de cambio, efectuando labores de supervisión sobre las transacciones realizadas por dichas entidades, debiendo cumplir de manera plena el margen del tipo de cambio establecido por la normativa en actual vigencia, precautelando de esta manera los intereses de los consumidores financieros y en observancia a la normativa, por lo que cualquier espacio al margen de la norma es ilegal.

La existencia de “mercados paralelos” supone la vulneración a la normativa, al control y la supervisión que son efectuados a las entidades relacionadas con la divisa estadounidense. Una supuesta provisión de dólares por parte de las entidades financieras a determinados grupos económicos para su posterior comercialización en espacios paralelos a tipos de cambio mayores al establecido no es posible, porque estaría al margen de la norma y sujeta a sanción.

La estabilidad del país en un contexto adverso, el desarrollo institucional de las entidades gubernamentales y la madurez de la población en general, están frenando los embates especulativos y el surgimiento de “mercados paralelos”. La mayoría de la ciudadanía efectúa sus transacciones en moneda local y solo los especuladores crean escenarios paralelos para beneficio propio. Es inadmisible volver al pasado.

Gustavo Gómez es economista.

QOSHE - ¿Mercado paralelo del dólar? - Gustavo Gómez
menu_open
Columnists Actual . Favourites . Archive
We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

¿Mercado paralelo del dólar?

5 1
18.11.2023

Durante la crisis económica de los años 80, el surgimiento de “mercados paralelos” era una realidad, existía un incumplimiento a la lista de precios de los productos de la canasta familiar fijados por el gobierno de turno, que, a su vez, efectuaba el control respectivo en los mercados, a objeto de precautelar los intereses de la población. Pese a esta situación, los productos eran comercializados en espacios paralelos a precios mayores pactados entre el oferente y el demandante, similar situación ocurría con la divisa estadounidense.

Era común ver que se ofrecía la divisa estadounidense en la avenida Camacho de la ciudad de La Paz, a un tipo de cambio diferente al establecido por la autoridad de turno, creándose de esta manera un escenario de mercado paralelo en el cual se ofertaba esta moneda a un tipo de cambio mayor; claro está, era un escenario de crisis económica en la cual la hiperinflación golpeaba a la población y los especuladores aprovechaban de la........

© La Razón


Get it on Google Play