Si la violencia con la que reales o presuntos familiares de los 43 normalistas de Ayotzinapa, a los que el viernes pasado se les infiltraron grupos de provocadores encapuchados que intentaron ingresar al Campo Militar Número 1, derribaron rejas de esas instalaciones y agredieron al personal militar con petardos, piedras y bombas molotov, intentan hacer lo mismo en Palacio Nacional al concluir la marcha por el octavo aniversario de la desaparición de esos estudiantes, este día puede resultar uno de los más riesgosos del sexenio.

El endoso al Ejército de la presunta responsabilidad de algunos de sus mandos en lo sucedido en Iguala entre la noche del 26 de septiembre y la madrugada del día siguiente del 2014 —según el último informe de la Comisión de la Verdad de ese caso— y la cancelación de la FGR de solicitudes de órdenes de aprehensión contra una veintena de militares y exfuncionarios de Guerrero involucrados, por el malestar que eso provocó en los altos mandos de aquella institución, indignó a quienes a lo largo de estos años han exigido justicia y castigo a los autores materiales e intelectuales de esos hechos y los llevó a convertir sus reclamos en actos de violencia.

MÁS que esclarecerse y encontrarle una salida a través de acuerdos en diálogo y negociación, la reforma constitucional para que efectivos del Ejército prolonguen su participación en tarea de seguridad el próximo sexenio sigue en tal encrucijada que en vez de una aprobación legislativa, que se ha dificultado en el Senado por carecer Morena de una mayoría calificada, ahora el Presidente propone una encuesta más para sacarla adelante.

No obstante, y a sabiendas, de que eso es inconstitucional, en su mañanera del viernes el Ejecutivo federal propuso hasta las tres preguntas que se deben formular para que el “pueblo bueno y sabio” decida, igual que con la cancelación del aeropuerto de Texcoco y otras obras en lo que va del sexenio, que efectivos del Ejército cumplan labores policiacas.

Mara Lezama asumió ayer como gobernadora de Quintana Roo; la exalcaldesa morenista de Benito Juárez es la primera mujer que encabeza el Ejecutivo en la entidad caribeña.

Por cierto, la gira presidencial del fin de semana a Quintana Roo fue de despedida del gobernador panista Carlos Joaquín, propuesto para embajador en Canadá.

Otro senador yucateco, Jorge Carlos Ramírez Marín, del PRI, promueve que tropas sigan en las calles. ¿Le habrán ofrecido ser, por fin, gobernador, como a su paisano y colega Raúl Paz Alonzo que saltó del PAN a Morena para apoyar lo que antes tanto criticaba?

QOSHE - Día riesgoso, por la marcha de hoy - Francisco Cárdenas Cruz
We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Día riesgoso, por la marcha de hoy

6 2 6
26.09.2022

Si la violencia con la que reales o presuntos familiares de los 43 normalistas de Ayotzinapa, a los que el viernes pasado se les infiltraron grupos de provocadores encapuchados que intentaron ingresar al Campo Militar Número 1, derribaron rejas de esas instalaciones y agredieron al personal militar con petardos, piedras y bombas molotov, intentan hacer lo mismo en Palacio Nacional al concluir la marcha por el octavo aniversario de la desaparición de esos estudiantes, este día puede resultar uno de los más riesgosos del sexenio.

El endoso al Ejército de la presunta responsabilidad de algunos de sus mandos en lo sucedido en Iguala entre la noche del 26........

© La Razón


Get it on Google Play