El pasado 12 y 14 de diciembre se sintieron fuertemente dos sismos que duraron muy poco tiempo en la Ciudad de México. Poco después decenas de microsismos se han percibido con una magnitud de entre 1.2 y 2.8.

¿Cómo se descubrió que hay una falla sísmica en esta zona?

Se han hecho estudios muy profundos para detectar cuál ha sido la causa, hoy se sabe que hay una falla sísmica.

Hicimos un recorrido por la zona donde cruza esta falla sísmica con los expertos de la UNAM, para que nos dieran una explicación a fondo de lo que está provocando estos movimientos telúricos.

El doctor Leonardo Ramírez Guzmán es el coordinador de Ingeniería Sismológica del Instituto de Ingeniería de la UNAM, nos explica:

“La razón por la que nos encontramos esta falla geológica en la zona de Mixcoac tiene como motivo la última secuencia de sismos que sentimos en diciembre y enero, del año pasado y a principios de este año. Lo que hicimos, nosotros somos un grupo de Ingenieros Civiles e Ingenieros Geofísicos, Electrónicos, y estábamos más preocupados sobre todo por lo que estaba ocurriendo con las viviendas. Decidimos, de manera conjunta, establecer una serie de sitios de medición para poder monitorear todo lo que estaba pasando en esta zona en general, no teníamos muy claro que era específicamente la zona de Mixcoac, pero sí pusimos aparatos en la periferia. Entonces, cuando empezamos a revisar ya la información notamos que había discrepancias con lo que reportaba el Servicio Sismológico y lo que estábamos obteniendo con nuestra red tan densa que habíamos colocado en la tercera semana de diciembre, y en esa revisión de los registros y de las localizaciones decidimos venir aquí a esta zona en la que estamos ahorita, caminar los reportes de daños que ya había por parte de Protección Civil”.

“Empezamos a caminar para revisar y ver las estructuras y nos encontramos en la zona que había una grieta en Los Echave que estaba relativamente fresca y de ahí empezamos a ver que esa grieta se propagaba hacia el oriente y hacia el poniente, que cruzaba el Periférico y cruzaba avenida Revolución, y ya con información de los datos de los daños de los epicentros que habíamos recalculado regresamos al laboratorio y vimos que con esa información no era suficiente; entonces, con información satelital empezamos a hacer cálculos y vimos que había una subsidencia, es decir, había bajado la parte norte de la grieta con respecto a la parte sur; una vez que vimos esta información, concluimos que ahí había una falla”.

Siguiendo las grietas, que son las aperturas que se hicieron en la calle, construcciones y en la fuente de las serpientes que se ubica en el cruce de Avenida Revolución y Mixcoac en la CDMX, los expertos regresaron al laboratorio para revisar los mapas hechos por el Ingeniero Moser en los años noventa sobre las fallas sísmicas que se han encontrado en la CDMX. Así nos lo explica el Dr. Ramírez Guzmán.

“Hay muchas versiones de estos mapas, se alcanzan a ver, unas rayas punteadas que son fallas que propone el Ingeniero Moser que ocurren en la Formación Tarango. La Formación Tarango es una de las formaciones más viejas de la ciudad, esto está poquito más hacia el poniente de donde estamos”.

“Serían las colonias que están cruzando el Periférico de la delegación Benito Juárez a la Álvaro Obregón, cerca de la Liga Olmeca. Esta Formación Tarango tiene muchas grietas. Hay algunas propuestas de fallas inferidas a partir de esta información y una de ellas es ésta en la que estamos trabajando, que es la falla del segmento Plateros-Mixcoac, que es probablemente la continuación de una falla que está más hacia el poniente”.

Moisés Gerardo Contreras Ruiz Esparza es parte del equipo de especialistas en sismos de la UNAM. Llegamos con él a donde detectan grietas que es en la calle de Augusto Rodin, en la colonia Mixcoac. Así nos lo explica:

“Nosotros veníamos caminando en la dirección opuesta y justamente fue lo último que encontramos, le dimos la vuelta a toda la calle y ya no encontramos nada. La Universidad Panamericana también nos ayudó, también nos permitió entrar, ya revisamos, no hay ningún rastro de la falla, así que literalmente aquí acaba”.

“Como a una calle de aquí pusimos una de nuestras estaciones y es la estación como más cercana a los sismos y lo que detectamos fue que el primer arribo de las ondas y el segundo arribo, que serían las ondas SIP, el tiempo que hay entre ellas dos sería necesario al menos un kilómetro para que hubiera separación entre esas dos ondas, o sea, que más o menos está a un kilómetro de profundidad de aquí, entonces ya no puede estar relacionado con algo tan superficial como sería la extracción del agua, la extracción de agua no podría ir a un kilómetro de profundidad”.

“Pareciera que esta sismicidad es muy superficial, un kilómetro de profundidad no es mucho, entonces, por lo visto no hay una cantidad de energía suficiente como para generar sismos muy grandes”.

Seguimos nuestro recorrido por la calle de Campana en la delegación Benito Juárez, que llega a la calle de Patriotismo, y el Dr. Ramírez Guzmán nos explica:

“Empezamos a observar que el comportamiento de las fallas que tenían las estructuras era anómalo, no era relacionado con un sismo lejano, sino un sismo que estaba muy cerquita y aquí empezamos a pensar que esto podría ser realmente la causa de una grieta, una grieta que era la expresión de una falla que estaba en esta misma zona”.

“Por el tipo de falla en la estructura, por ejemplo, las estructuras pueden fallar por la vibración, cuando el sismo está lejano, o pueden fallar por algo similar a lo que ocurre en un desplazamiento diferencial por hundimientos en la Ciudad de México, cuando va uno al centro ve que están las casas o los edificios distorsionados en la base, en la cimentación, eso causa grietas, daños en la estructura y eso es más o menos lo vimos aquí, entonces, no cuadraba el asunto de un sismo tan lejano para generar ese tipo de fallamiento, entonces pensamos: “A lo mejor lo que estamos viendo es justamente esa expresión de una falla de tipo normal o inversa que está ocurriendo aquí y lo que estamos viendo es un desplazamiento diferencial, un asentamiento que está haciendo que las casas fallen o que tengan ese tipo de grieta”.

¿Cómo estar tan seguros que evidentemente se trata de una falla sísmica?, le pregunté al Dr. Ramírez Guzmán:

“Estudiamos sobre tres teorías: la primera, la recarga y descarga del acuífero del Valle de México en la zona de la Sierra de las Cruces, entonces, ¿cuál es la idea?, que llueve, se llena el acuífero y genera cambios en el estado de esfuerzos que hacen que las fallas que estaban, digamos, estáticas, por esos esfuerzos, esas fuerzas que se genera se despeguen y generen un temblor.

“La otra que estamos investigando es el tectonismo regional, es decir, la placa de Norteamérica subduce a la de Cocos, esto hace que se generen ciertos esfuerzos y, localmente en la Ciudad de México estas fallas se muevan con el mismo mecanismo, todas son con el mismo mecanismo, la causa es la diferencia. Y una tercera, que también exploramos es la probable relación con la extracción de agua, ésta es la que nos preocupa menos porque vemos que, probablemente, no tenga mucha incidencia”.

Conociendo que hay una falla justo aquí en estas calles de Mixcoac, que colindan la delegación Benito Juárez, la delegación Álvaro Obregón, ¿qué tienen que esperar los vecinos? El Ingeniero Ramírez nos responde:

“En realidad el proceso de la sismicidad de la zona pues es algo que aquí ha existido siempre, no es algo nuevo, los reglamentos toman en cuenta ciertos niveles de intensidad, las casas se diseñan considerando ciertas aceleraciones en el suelo y pensamos, eso es algo que estamos revisando, que los niveles con que se diseñaron la mayoría de las viviendas, de los edificios, estén dentro de esos niveles y que esos niveles sean los adecuados. Estamos trabajando en verificar cuál sería el impacto de esta falla. La respuesta, en este momento: seguimos explorando cuáles son, primero, las posibles causas, y después, los posibles efectos de estas fallas”.

Mañana publicaremos cuáles son las nuevas tecnologías para descubrir una falla sísmica y cómo reducir los riesgos en esta falla de Mixcoac-Plateros.

QOSHE - Recorrido por la falla sismológica en Mixcoac (primera parte) - Bibiana Belsasso
menu_open
Columnists Actual . Favourites . Archive
We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Recorrido por la falla sismológica en Mixcoac (primera parte)

8 0
15.04.2024

El pasado 12 y 14 de diciembre se sintieron fuertemente dos sismos que duraron muy poco tiempo en la Ciudad de México. Poco después decenas de microsismos se han percibido con una magnitud de entre 1.2 y 2.8.

¿Cómo se descubrió que hay una falla sísmica en esta zona?

Se han hecho estudios muy profundos para detectar cuál ha sido la causa, hoy se sabe que hay una falla sísmica.

Hicimos un recorrido por la zona donde cruza esta falla sísmica con los expertos de la UNAM, para que nos dieran una explicación a fondo de lo que está provocando estos movimientos telúricos.

El doctor Leonardo Ramírez Guzmán es el coordinador de Ingeniería Sismológica del Instituto de Ingeniería de la UNAM, nos explica:

“La razón por la que nos encontramos esta falla geológica en la zona de Mixcoac tiene como motivo la última secuencia de sismos que sentimos en diciembre y enero, del año pasado y a principios de este año. Lo que hicimos, nosotros somos un grupo de Ingenieros Civiles e Ingenieros Geofísicos, Electrónicos, y estábamos más preocupados sobre todo por lo que estaba ocurriendo con las viviendas. Decidimos, de manera conjunta, establecer una serie de sitios de medición para poder monitorear todo lo que estaba pasando en esta zona en general, no teníamos muy claro que era específicamente la zona de Mixcoac, pero sí pusimos aparatos en la periferia. Entonces, cuando empezamos a revisar ya la información notamos que había discrepancias con lo que reportaba el Servicio Sismológico y lo que estábamos obteniendo con nuestra red tan densa que habíamos colocado en la tercera semana de diciembre, y en esa revisión de los registros y de las localizaciones decidimos venir aquí a esta zona en la que estamos ahorita, caminar los reportes de daños que ya había por parte de Protección Civil”.

“Empezamos a caminar para revisar y ver las estructuras y nos encontramos en la zona que había una grieta en Los Echave que estaba relativamente fresca y de ahí empezamos a ver que esa grieta se propagaba hacia el oriente y hacia el poniente, que cruzaba el Periférico y........

© La Razón


Get it on Google Play