Debe imponerse la práctica de la justicia (respetar los derechos de los demás)? Sí. ¿Debe imponerse la práctica de la beneficencia (ayudar a los demás) y de la prudencia (ayudarse a uno mismo)? No. Lo primero (imponer la justicia), tiene que ver con el gobierno gobierno. Lo segundo (imponer la beneficencia), tiene que ver con el gobierno hada madrina. Lo tercero (imponer la prudencia), tiene que ver con el gobierno ángel de la guarda. Los gobiernos ángel de la guarda y hada madrina son iliberales, propios del Estado de injusticia.

El gobierno gobierno es el que se limita a prohibir que se violen derechos (prohibición poco eficaz); el que, en la medida de lo posible, previene su violación (siempre será menor que la ideal); el que castiga a quien los viola (siempre habrá algún grado de impunidad); el que obliga al violador a resarcir (no siempre será posible), para lo cual, dado que requiere recursos para hacerlo, debe obligar a los ciudadanos a pagar impuestos, siendo lo ideal el impuesto único (ni uno más), universal (sin excepción ni de objeto ni de sujeto gravable), homogéneo (la misma tasa en todos los casos, tanto de objeto como de sujeto gravable), no expoliatorio (que lo recaudado se destine a financiar las legítimas tareas del gobierno, que son las del gobierno gobierno, no las de los gobiernos ángel de la guarda, y hada madrina).

El gobierno ángel de la guarda pretende, como cualquier ángel de la guarda, preservarnos de todos los males, incluidos los que podemos hacernos a nosotros mismos, por ejemplo, prohibiendo el consumo de drogas, violando el derecho a la libertad individual, consumo de drogas que es una actividad éticamente reprobable, pero que no viola ningún derecho, no siendo injusta, no debiendo prohibirse y sancionarse.

El gobierno hada madrina procura, como cualquier hada madrina, concedernos todos los bienes, desde la cuna hasta la tumba, violando el derecho a la propiedad privada, ya que ningún gobierno puede darle todo a todos, por lo que solamente da algo a algunos, y ese algo que a algunos da (gasto social), previamente tuvo que quitárselo a otros (cobro de impuestos con fines redistributivos), violando su derecho de propiedad privada

sobre sus ingresos.

El gobierno ángel de la guarda obliga a la práctica de la prudencia, virtud por la cual cuidamos de nosotros mismos. El gobierno hada madrina obliga a la práctica, directa o indirecta, de la beneficencia, virtud por la cual cuidamos de los demás. El problema es que obliga, obligación que es injusta. No estoy en contra de que, siendo prudentes, cuidemos de nosotros mismos; ni de que, siendo benéficos, cuidemos de los demás. Estoy en contra de que se nos obligue, de la manera que sea, a cuidar de nosotros mismos y a cuidar de los demás, lo cual es iliberal, propio del Estado de injusticia.

Quien no cuida de sí mismo, ¿viola algún derecho? No. Quien no cuidad de los demás (salvo el caso de los padres con los hijos menores de edad), ¿viola algún derecho? No. Si no cuidar de uno mismo, y no cuidar de los demás, no son conductas injustas, es injusto que el gobierno, pretendiendo ser desde ángel de la guarda hasta hada madrina, obligue a la práctica de la prudencia y la beneficencia, prácticas que, para tener mérito ético, deben realizarse libremente.

Continuará.

QOSHE - Liberalismo (3/5) - Arturo Damm Arnal
We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Liberalismo (3/5)

5 0 58
22.09.2022

Debe imponerse la práctica de la justicia (respetar los derechos de los demás)? Sí. ¿Debe imponerse la práctica de la beneficencia (ayudar a los demás) y de la prudencia (ayudarse a uno mismo)? No. Lo primero (imponer la justicia), tiene que ver con el gobierno gobierno. Lo segundo (imponer la beneficencia), tiene que ver con el gobierno hada madrina. Lo tercero (imponer la prudencia), tiene que ver con el gobierno ángel de la guarda. Los gobiernos ángel de la guarda y hada madrina son iliberales, propios del Estado de injusticia.

El gobierno gobierno es el que se limita a prohibir que se violen derechos (prohibición poco eficaz); el que, en la medida de lo posible, previene su violación (siempre será menor que la ideal); el que castiga a quien los viola (siempre habrá algún grado de impunidad); el........

© La Razón


Get it on Google Play