We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Nelson Chitty La Roche: Letras sobre la Venezuela decadente y el Fénix como Utopía

5 1 0
29.04.2022

Una mejora realmente fundamental y esperanzadora del “sistema” no puede ocurrir sin un cambio significativo en la conciencia humana” Vaclav Havel, Perturbar la Paz” (1986)

En una reunión en la que participé recientemente con mis compañeros de ruta existencial, aunque faltaron algunos que mucho aprecio y en la nostalgia siento; seguidores todos de la democracia cristiana como pensamiento y movimiento político, como compañeros de partido y varios como sociedad civil, nos consternamos por una constatación común a todos; nuestra gente está sumida en una suerte anímica compleja en la que sintomatológicamente se advierte la desesperanza, la frustración, la amargura y la segregación de la nación como cuerpo histórico, social, político, religioso, cultural y especialmente espiritual.

Vivimos a modo colectivo, parental y societario, una hora menguada. Nuestros hijos lejos, anotan muchos y los demás, no se acercan a compartir nada porque están en la brega de la vida absortos, inmersos en la procura material, cual cazadores furtivos que persiguen el marfil del elefante.

Si acaso el batazo de Cabrera nos permitió sonreír unos a otros y, además, algo de humedad en los ojos para descubrirnos por un momento, en el bálsamo de una alegría compartida por el gentilicio, para muchos no obstante inesperada o desconocida, hasta que pasó esa bola a los jardines.

A la pobreza material se suma esa que llama el filósofo José Rafael Herrera, pobreza espiritual y, en suma, carentes, falentes, incompetentes asumimos el reto diario de la subsistencia y lo peor, la ostensible decadencia que se nos muestra de grosera, de insolente omnipotencia.

El declive no puede ser ocultado. En ninguna área puede alegarse otra cosa que no sea un desplome. La revolución chavomadurista arruinó el país y nadie puede negarlo ante el poder de la evidencia. La patria agoniza tal como la concebimos y vivimos la mayoría de los coterráneos y los jóvenes nacidos en este tiempo horrido y........

© La Patilla


Get it on Google Play