We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Democracia latinoamericana: hechos que marcaron 2019 e impactarán en 2020

1 0 0
12.01.2020

Ciertamente las protestas ciudadanas, los movimientos sociales, las elecciones dudosas y los resultados inesperados marcaron la política latinoamericana en 2019. Sin importar la bandera política del gobierno de turno, América Latina se vio sacudida por violentas manifestaciones ciudadanas que devinieron en graves crisis políticas como nunca antes se habían visto, de manera simultánea en el sur de la región.

En esta ocasión, la mayoría de estos fenómenos sociales surgidos en la región no se debieron a la lucha de fuerzas antagónicas por la obtención del poder. Contrario a la costumbre, la regla que observamos no fue la oposición organizada para hacer resistencia al gobierno o partido en el poder. En cambio, vimos ciudadanos de todos los colores partidistas, grupos étnicos y estratos sociales luchando contra el sistema imperante.

Sin temor a equivocarme, en términos de consolidación democrática y participación ciudadana, podría asegurar que el año 2019 fue el año de la “ciudadanía antisistema”, lo cual no debe confundirse con sentimiento anarquista y mucho menos contaminarse con asumir que surgió de iniciativas fascistas, socialistas o comunistas.

De forma pura y simple, lo que vivimos como región fue la experiencia de ver a un grupo de personas disconformes con el establishment, ciudadanos que se cansaron de ser la voz pasiva que legitimaba el statu quo a través de una democracia representativa decadente que se afianza en un modelo económico agotado que ya no trabaja para todos, por todos y con todos.

Este anhelo latinoamericano de gobierno es el tipo de democracia que hace más de un siglo Abraham Lincoln definía como un tipo de gobierno de colaboración y redistribución equitativa con el pueblo (hoy, el ciudadano) como el centro del gobierno.

No solo los modelos dejaron de funcionar para todos. También la democracia enfrenta una de sus mayores pruebas en la Latinoamérica de hoy, si entendemos la democracia como un sistema donde la mayoría debe entender que algún día será minoría y viceversa.

El problema en América Latina es que la mayoría, aún siendo la mayoría, es la menos escuchada e históricamente ha sido gobernada por élites insaciables de poder que no han querido ceder un........

© La Opinión