We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Remiendos

3 7 0
05.10.2019

Una mujer joven cruza el hall del Ayuntamiento con paso firme y decidido. Camina con estilo, como segura de sí misma, perfectamente maquillada, sin extravagancias, y en un equilibrio inquebrantable, pese a los grandes tacones que marcan cada pisada, sonora y llamativa, casi hipnotizante. Su colorida blusa combina acertadamente, con gusto, con unos pantalones de pitillo color blanco que rompen de lleno con todos los esquemas. Dos enormes agujeros en la tela desgarrada permiten ver sus rodillas desnudas. Y sí, llámenme carca, pero no pude evitar pensar que no hace tanto tiempo, cuando acudía a casa con un siete en el pantalón, mi madre me cosía una rodillera o me hacía un remiendo. Hoy, nos venden y compramos el pantalón con el siete, lleno de sietes y de ochos y de nueves, porque todo vale bajo el paraguas de la moda, aunque no sé si nos protege de la que está cayendo.

Como ocurre con los pantalones rasgados, que son solo algo anecdótico y pasajero, como cualquier otra moda, ya no remendamos nada, todo nos vale así, roto, descosido, descuidado. Porque es la moda. Nadie se arranca a coger la aguja y el hilo, ni tan siquiera a parchear los defectos, lo que está mal hecho, lo que hemos hecho mal. Es más sencillo mirar hacia otro lado, echarle la culpa al otro, dejar que el........

© La Opinión de Murcia