We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Masterchef chunguito

1 0 0
20.10.2019

Los han mantenido tanto porque daban juego. Cocinar no cocinaban mucho, pero son graciosos y dan bien en pantalla. Algo así he leído por ahí refiriéndose a la expulsión la semana pasada de los hermanos chungos de Masterchef, chungo, chungo. Los Salazar, don Juan y don José, entraron al programa de cocinillas como cómicos de carreta para dar la nota, que es lo que saben hacer. Cuanto más tontos, mejor. Cuantas más paridas suelten, mejor. Cuantas más burradas expelan, más sube su cotización. Vamos, que no los aguanto. Pero no de ahora. Hace tiempo que no puedo consumir ese tipo de grasas indigestas. No me hacen gracia. Los Chunguitos, lejos. Es un humor parecido al que mucha audiencia ve en el ridículo Mario Vaquerizo, que hace de la necedad, estulticia e ignorancia un túmulo a lo divertido convirtiéndolas en valor, en ejemplo. Los chungos señores de Los Chunguitos, igual. A este dúo de mequetrefes los había olvidado desde que en los platós de la tele antigua salieran cantando aquello de Me quedo contigo y su "si me das a elegir entre tú y la riqueza, con esa grandeza que lleva consigo, ay, amor, me quedo contigo", bellísima balada rumbera, de barrio extremo y dolorido que Carlos Saura elevó a categoría de símbolo y retrato social, con trazo nostálgico y romántico en Deprisa, deprisa. Aún me emociono recordando la última escena de la película, cuando la chica –la alicantina Berta Socuéllamos, actriz de esta sola peli- enamorada del chico malo, que moría en........

© La Opinión de Málaga