We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Déjame de leches

1 0 0
14.06.2019

Viene al caso lo que sigue ahora que la Real Academia ha abierto al público las cajitas (o gavetas) donde dormían el descanso eterno las palabras fenecidas del español. Mi artículo de la semana pasada comenzaba así: "Volvía yo en coche a casa tras haber participado en una merendola que celebraba el cumpleaños de un mi nieto". La primera persona que lo leyó, ya me reconvino: "¿Qué es esto de un mi nieto? Será un nieto o mi nieto. Siempre estás con estas expresiones que nadie usa, eres un antiguo". Tenía razón: siempre estoy con estas expresiones que ya apenas nadie usa. Así lo entendió el corrector que dejó la línea así: "que celebraba el cumpleaños de mi nieto", comiéndose el "un". Pero resulta que yo había escrito "de un mi nieto" con plena consciencia, adrede, tras haber evaluado otras posibilidades. Tengo dos nietos. "Uno de mis nietos" me sonaba a provecto patriarca rodeado........

© La Opinión A Coruña