We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

La Asamblea Nacional Constituyente ante la amenaza al Estado-nación venezolano

1 1 0
03.07.2019

La trama por momentos se sumerge, luego aparece en la nitidez del impacto. Nunca se detiene, muta y mantiene invariables estratégicas. 2017 fue el momento de mayor choque anterior al 2019. Ese asalto al poder, que conformó un momentáneo empate catastrófico, tuvo una resolución al favor del chavismo que se cristalizó en la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) y se tradujo en derrotas con efecto dominó para la derecha. El punto de quiebre subterráneo que le siguió fue la retirada de la derecha de las mesas de diálogo en República Dominicana en el 2018 por órdenes de EEUU (EEUU), seguido del intento de vaciar las presidenciales de mayo, que condujo al asalto 2019, una etapa más avanzada que retoma elementos del 2017 y mantiene la invariable estratégica.

No se puede entender la génesis de la actual ANC y su posible evolución sin el cuadro 2017 y la batalla estratégica. “La ANC viene a ser un escudo de protección de la institucionalidad democrática de la República en el entendido de que el objetivo en el 2017, y este 2019 ha quedado más en evidencia, de EEUU y del poder hegemónico transnacional es disolver el Estado-nación venezolano como lo ha hecho en Libia, en Irak, para venir a saquear, llevarse las riquezas por la vía no legal, convertir el país en tierra de nadie para poder saquear sus riquezas”, explica Tania Díaz, primera vicepresidente de la ANC y presidenta de su comisión de agitación y propaganda.

2017 fue narrado por los grandes medios corporativos como una oleada de movilizaciones de una derecha pacífica, en una operación coordinada para ocultar la naturaleza del asalto y del objetivo. Era, en cambio, el punto en el cual la derecha midió, de forma equivocada, que los elementos estaban dados para el asalto final, la “hora cero” como definía el momento, que tenía un punto de acumulación central a partir del arribo de la derecha al poder legislativo en el 2016.

“La Asamblea Nacional (AN) se insubordinó a los demás poderes, no desconoció solamente al presidente, sino al Tribunal Supremo de Justicia, al punto que designaron uno paralelo, al Fiscal General, y al poder electoral en el........

© La Haine