We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

El comunista ateo que fue perdonado por Dios porque “era un hombre bueno”

3 0 1
04.07.2020

Publicidad

Este es un cuento para ateos creyentes. Una historia de ciencia ficción que tiene lugar en un futuro lejano y que bien podría titularse “Abraxas 2894”. A partir de esa fecha solo quedarían 20.016 años para que llegara e.f.d.m. (El Fin del Mundo)

Gregorio Samsa, presidente de la Academia Imperial y uno de los hombres más cultos del mundo, se había convertido en el Sócrates del siglo XXIX. Sus palabras iban a misa. Era ateo y anticlerical hasta la médula. Y, partiendo de Marx y Darwin, negaba radicalmente que hubiera algo por encima del hombre, exceptuando a la mujer cuando se pone encima del “homo sapiens” en las horas sagradas de la cúpula.

Resulta que en el verano del 2894 se celebró un Congreso Internacional sobre El Marxismo y La Muerte de Dios (¿Nietzsche?) en el municipio de Vitigudino (Salamanca, España) que reunió a los cerebros más importantes de la época, a destacados representantes de todas las confesiones religiosas y al alto Embajador de la minoría heterosexual (1).

La mayoría de los ponentes, entre los que había varios Premios Nobel, descartaron la existencia de Dios aunque arguyeron, con discurso fino y elegante, que la Humanidad necesitaba creer en un Ser Supremo y tener esperanza en una vida feliz en el Más Allá, para soportar la........

© Kaos en la red


Get it on Google Play