We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Venezuela, España, y el personalismo político

2 1 0
29.12.2019

La alucinación y el absurdo pareciera que se han apoderado del imaginario colectivo de algunas sociedades. Esta suerte de surrealismo que se nutre más de la infamia y de la pesadilla que de lo irracional y lo onírico tiene ya algún tiempo recorriendo países como Venezuela y España sin que nadie lo detenga.
Un gobierno puede equivocarse, meter la pata e incluso en su desacierto e ineptitud colocar a su país al bode del precipicio, pero lo que no puede es estando en ese borde darle una patada y echarlo por él. En Venezuela se ha pasado de lo primero a lo segundo en estos últimos veinte años, con desaciertos seguidos, uno detrás de otro, que unidos a un desprecio por la legalidad, por los poderes públicos e instituciones, que tiene sus raíces en la propia Constituyente de 1999, ha conducido al establecimiento de un gobierno que viene pregonando ser socialista pero que no lo es y que además alega ser antimperialista y anticapitalista, aunque las muestras que deja a diario enseñan todo lo contrario.
Todo ello ha pervertido no solo la forma de ejercer el poder sino igualmente de mantenerlo, convirtiendo el sistema democrático conocido hasta ahora, en un aparato, en un esqueleto, que sirve únicamente para formatear procesos electorales donde hasta los resultados están previsiblemente automatizados. El último ejercicio de este tipo lo acabamos de ver en Bolivia, donde un presidente electo alguna vez con la adherencia del pueblo, se convirtió con el paso del tiempo y una........

© Informe21