We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

El decantamiento de los mejores

5 1 0
06.12.2019

“Los molinos de los dioses muelen despacio” – escribió Homero en La Ilíada. Y ajenos a la voluntad de los hombres, como hemos podido comprobar sufriendo y compartiendo esta lenta y arrastrada travesía por la mayor oscurana de nuestros tiempos. Toda una generación menor a los veinticinco años – y pronto serán dos, si, siguiendo a José Ortega y Gasset le reconocemos 13 años de vigencia a cada una de ellas – no ha vivido en otro régimen que no sea éste, dictatorial, represivo y devastador, salido del maligno desvío de los peores genes de la nacionalidad.

Pero como bien dice el refrán, no hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo resista. De todos mis años de militancia opositora, ningún esfuerzo de unidad de pensamiento y acción emprendido para salir de la dictadura – así muchos de sus miembros tardaran todo el decurso de una generación para caer en cuenta de que Chávez, el chavismo y todos los sectores militares y civiles que lo integraban obedecían a una estrategia totalitaria que merecía oponérseles por todos los medios posibles – fue el que nos unió a la sociedad civil y a la sociedad política en la que llamáramos Coordinadora Democrática.

Dirigida y coordinada por el entonces gobernador de Miranda Enrique Mendoza, quien le entregara todos esos años de su vida, e integrando a todos los partidos y a todos los sectores civiles posible, convivían veteranos políticos profesionales de inmaculada trayectoria, como Pompeyo Márquez, Alejandro Armas, Humberto Calderón Berti y Antonio Ledezma con jóvenes que recién iniciaban su andadura política, como Julio Borges y Juan Carlos Caldera. La entrega de todos fue tan........

© Informe21