We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Pilar Quintana y Mónica Ojeda desenmascaran las diferentes violencias en la familia y en cada persona

1 0 0
08.11.2019

WMagazínLas escritoras Pilar Quintana, colombiana (izquierda) y Mónica Ojeda, ecuatoriana.

Por Winston Manrique Sabogal

La violencia no tiene género, a veces es más peligrosa la casa que la calle, la violencia de la maternidad no ha sido contada, la literatura debe dar cuenta de la relación de odio entre padres e hijos… Estas son algunas de las conclusiones de la sección en vídeo Diálogos literarios sobre la vida entre las escritoras Pilar Quintana, de Colombia, y Mónica Ojeda, de Ecuador. Dos de las voces en español más relevantes y poco conocidas a nivel panhispánico, pero que poco a poco se abren paso.

Con ellas WMagazín continúa esta sección donde dos autores dialogan y reflexionan sobre un tema común en sus libros, esta vez el de la violencia y las violencias soterradas. Por un lado Pilar Quintana lo trata en su novela La perra (Literatura Penguin Random House) a través de una mujer que busca ser madre, Premio Biblioteca de Narrativa Colombiana, uno de los más importantes de su país; mientras que Mónica Ojeda la desarrolla en la novela Mandíbula (Candaya) a partir del miedo y la violencia que genera la familia, la búsqueda de la sexualidad y el deseo, la novela ha cosechado muy buenas críticas en muchos medios de comunicación. Son dos obras que vale la pena leer no solo por el tema sino por el manejo del lenguaje y la forma de despertar sensaciones y hacer pensar al lector.

La publicación de esta conversación fragmentada en cuatro vídeos se hace dentro de la semana del XVI Congreso de las Asociación de Academias de la Lengua, Asale, que se realiza en Sevilla (España) del 4 al 8 de noviembre, por tres motivos: por la proyección de estas dos escritoras con un gran manejo de la lengua y poder contribuir a su lectura; por la importancia del tema, la violencia, de tanta actualidad; y porque son dos escritoras pertenecientes a los dos primeros países latinoamericanos que crearon, después de España, sus respectivas Academias de la Lengua: Colombia en 1871 y Ecuador en 1874. Con sus libros y su conversación contribuimos a mostrar la riqueza del idioma español.

Esta es la segunda entrega de Diálogos literarios sobre la vida inaugurados con los........

© HuffPost