We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Libros sobre diálogo, confianza y democracia que podrían leer Pedro Sánchez y Pablo Iglesias

1 0 0
19.09.2019

Por Santiago Vargas

En un mundo donde todos se ufanan de tener millares de amigos exhibidos en las redes sociales donde explayan sus afinidades, ideas, gustos y teorizan sobre conceptos como diálogo, confianza, respeto, ética y convivencia, dos personas que parecían llevarse bien por el bien de más de medio país son incapaces de practicar lo predicado: Pedro Sánchez, presidente en funciones de España, y Pablo Iglesias, líder de la agrupación política Unidas Podemos. El desencuentro es tal que de no ponerse de acuerdo sobre la investidura presidencial de Sánchez, España volverá a elecciones el 10 de noviembre, las cuartas en cuatro años. El plazo es este martes 17 de septiembre.

Ha sido un verano en que el diccionario ha visto cómo entre los dos políticos el cruce de reproches y acusaciones ha tensado el lenguaje y tratado de sumar definiciones, acepciones y matices sobre palabras y conceptos como diálogo, confianza, desconfianza, ego, humildad, coalición, soberbia, ambición, irresponsabilidad, tozudez, democracia, ética, lealtad, compromiso, irreconciliable, humillación…

En medio de este carnaval lingüístico, etimológico y conceptual, WMagazín recupera algunos libros de filósofos y expertos que reflexionan sobre cinco ideas esenciales en este debate: confianza, diálogo, política, ética y el riesgo de muerte de la democracia. Antes convendría recordar un par de reflexiones de Marco Aurelio en Meditaciones:

Los siguientes son los libros recomendados alrededor de este desencuentro y pasajes clave de estos donde sus autores ofrecen una breve clase magistral:

Diálogo es uno de los conceptos más reclamados en todos los tiempos y en todos los ámbitos. Y hoy, en la era de la comunicación, donde todo debería ser más fácil, el tejido que conecta a unos y a otros es más frágil. Está hecho de remiendos. Es una de las paradojas más tristes y complejas que David Bohm (Estados Unidos, 1917-Inglaterra, 1992) analiza en su libro al ir a las raíces de su historia y fines hasta el proceso que busca hacer realidad el diálogo, la comunicación, la información. Bohm recuerda que dialogar no es hablar por hablar sino que el diálogo explora la mente y la psique humana.

Y lo dijo uno de los físicos cuánticos más relevantes del siglo XX. El siguiente es un fragmento de su libro Sobre el diálogo donde da una pequeña lección sobre las diferencias entre diálogo y discusión:

“El diálogo no sólo puede tener lugar entre dos sino entre cualquier número de personas e incluso, si se lleva a cabo con el espíritu adecuado, una persona puede llegar a dialogar consigo misma. La imagen que nos proporciona esta etimología sugiere la existencia de una corriente de significado que fluye entre, dentro y a través de los implicados. El diálogo hace posible, en suma, la presencia de una corriente de significado en el seno del grupo, a partir de la cual puede emerger una nueva comprensión, algo creativo que no se hallaba, en modo alguno, en el momento de partida. Y este significado compartido es el ‘aglutinante’, el ‘cemento’ que sostiene los vínculos entre las personas y entre las sociedades.

Comparemos esto con el significado de la palabra ‘discusión’, un término que tiene la misma raíz que las palabras ‘percusión’ y ‘concusión’, y cuyo significado es disgregar. El término ‘discusión’ subraya la idea de análisis, de personas que sostienen puntos de vista diferentes y que, en consecuencia, conciben y desmenuzan las cosas también de modo distinto, lo cual, obviamente, tiene su importancia, pero resulta limitado y no nos permite trascender la........

© HuffPost