We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Julia Boyd: “El mal se mimetiza y puede ocurrir en cualquier momento. Hay que estar atentos”

1 0 0
13.11.2019

Julia Boyd, autora de ‘Viajeros en el Tercer Reich’, en el hall del hotel Riu de Madrid, en otoño de 2019. /Fotografía de WMagazín

Por Winston Manrique Sabogal

En un rincón del hall del hotel Riu sobre la Plaza de España de Madrid, Julia Boyd explica cómo el mal se camufla entre la belleza, las buenas maneras y se abre paso, incluso, en medio del esplendor de la cultura y las promesas de cambio hacia un mundo mejor.

“El mal se mimetiza con la belleza y puede ocurrir en cualquier momento. Hay que estar atentos. En la condición humana, la destrucción y la creatividad se combinan y fluye; por eso tenemos que intentar navegar a través de esta situación y detectar el mal”.

Julia Boyd termina la reflexión-petición con un gesto preocupado en su cara. Sabe de lo que habla. Durante cuatro años estuvo inmersa en la investigación de lo ocurrido en los años treinta del siglo XX en la Alemania nazi a través de los testimonios de personas honestas y decentes que viajaron o enviaron a sus hijos desde Estados Unidos o Reino Unido a hacer turismo en aquel país cuando el mal crecía como una enredadera enmascarado de promesas de progreso, respeto y desarrollo y nadie le vio su rostro verdadero, nadie se atrevió a denunciarlo, ¿por qué?

Parte de la o las respuestas están en el volumen Viajeros en el Tercer Reich. El auge del fascismo contado por los viajeros que recorrieron la Alemania nazi (Ático de los Libros). Un libro revelador que muestra la incapacidad del ser humano para detectar la proximidad del mal, la desestabilidad y las personas que pueden llevar a él como lo hizo Adolf Hitler y su equipo.

Julia Boyd hace escuchar las voces de muchísimas personas de todos los niveles e intereses: estudiantes, padres de familia, profesores, historiadores y hasta personajes reconocidos como Virginia Woolf, Samuel Beckett, Georges Simenon o actores famosos como Charles Chaplin. Era la imagen de Alemania, la máscara que no vieron:

“Muchos pensaron que Hitler significaba un cambio y tenían un dilema, una especie de mentalidad dual entre el gran pasado cultural de Alemania y su legado y lo visible del progreso allí tras la Primera Guerra Mundial y los rumores de desastre que les parecían increíbles y no lo veían como algo........

© HuffPost