We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Edoardo Albinati: “En las violaciones en grupo los hombres usan a la mujer como encuentro con el sexo del amigo”

1 0 0
28.09.2019

Por Winston Manrique Sabogal

El bien y el mal y los complejos masculinos de sexualidad, sentimientos y poder de muchos tiempos se citaron el 29 y 30 de septiembre de 1975 en el barrio romano de Trieste con el secuestro, violación y asesinato de dos muchachas en un crimen conocido como la masacre del Circeo. Una colisión donde convergieron tiempos pasados mal nacidos para estallar en 2005 con el estrangulamiento de la esposa y la hija de un mafioso. Dos hechos protagonizados por un mismo hombre: Aldo Izzo.

Testigo de parte de aquello fue Edoardo Albinati (Roma, 1956) que ahora deja su testimonio en la novela La escuela católica (Lumen), premio Strega 2016. Un libro como un río largo, de aguas rápidas, con sus meandros, sus curvas, sus remansos, pero con la turbulencia bajo las aguas hasta completar 1.280 páginas.

Todo empieza en varios puntos… Todo confabula… Uno de esos puntos donde habrían de gestarse aquellos sucesos inolvidables fue el instituto San Leone Magno donde Edoardo Albinati estudió de niño, muy cerca de su casa y de la de su mejor amigo donde conoció al hermano mayor de este que sería el detonante o personificación de las tragedias ocurridas y narradas.

En La escuela católica, Edoardo Albinati va río arriba y a sus riveras. Indaga en el origen del mal, quiere saber cuándo se engendra en alguien todo lo que habrá de hacer daño, de cómo prende en alguien que vive bien y que no parece tener ninguna carencia y todo es felicidad cuando empieza a pudrirse algo. Un ejercicio parecido al que intentó Norman Mailer con la infancia de Hitler en el magnífico El castillo en el bosque (Anagrama).

Albinati repasa la educación, las costumbres, las ideas que les transmiten a los niños varones sobre su propio género, su sexualidad, sus sentimientos, la expresión de los afectos y emociones… Lo que les obligan a esconder, lo que les niegan, lo que les quitan de su propia identidad y querencias. La novela es una exploracion de la masculinidad, de sus deseos, carencias, incapacidades y paradojas que a veces desencadenan la violencia contra las mujeres o los homosexuales. Lo más amado y deseado termina siendo la diana de sus furias-amores.

Si en La escuela católica se citan la indagación del mal, la felicidad, la venganza, la ternura, la religión, el sexo y la sexualidad, en un hotel céntrico de Madrid se cita Edoardo Albinati para hablar sobre los nueve años que tardó en escribir esta novela.

Winston Manrique Sabogal. Uno de los temas es la búsqueda de la felicidad. En ella se lee: “Es la felicidad, la perfección alcanzada........

© HuffPost