We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Así son los escenarios reales de la literatura noruega que brilla en la Feria de Fráncfort

1 0 0
17.10.2019

Por Winston Manrique Sabogal

Una de las literaturas que más ha brillado en esta década es la noruega. Una diversidad de temáticas, géneros literarios y polifonía de voces presentes en más de sesenta idiomas tanto con autores ya consagrados como Jon Fosse, Jostein Gaarder, Kjell Askildsen, Kjartan Fløgstad, Per Petterson o Dag Solstd, como con otros que irrumpieron en el panorama internacional más reciente como Karl Ove Knausgård, Herbjorg Wassmo, Jo Nesbø, Linn Ullmann, Anne Orstavik, Roy Jacobsen, Maja Lunde, Erlend Loe, Karin Fossum, Ingvar Ambjørnsen, Maria Parr, Lars Saabye Christensen, Erika Fatland …

Una riqueza literaria que se aprecia estos días en la Feria del Libro de Frácfort donde Noruega es el País Invitado con la presencia de unos 75 autores. Son los herederos de dos clásicos: Henrik Ibsen (1820-1906) y Knut Hamsun (1859-1952). Pero es 1991 con Jostein Gaarder y El mundo de Sofía cuando Noruega queda fijada en el mapa literario mundial contemporáneo.

Se trata de poetas, dramaturgos, narradores y ensayistas dotados de transparencia en la escritura en la cual despliegan una sensibilidad especial para la descripción de los mundos interiores de sus personajes y reflexiones alrededor de problemáticas sociales.

Y Oslo, la capital, es uno de los escenarios favoritos de las obras noruegas. WMagazín ha recorrido algunos de esos sitios para presentarlos en vídeos individuales con el fin de que nuestros lectores pueden entrar en ellos y conocer los espacios clave de esos escritores en lo personal y literario. Desde el legendario Grand Café donde le gustaba ir a Ibsen, hasta el bar Schroder escenario del investigador policial creado por Nesbo, pasando por la Casa de la Literatura que es el punto de encuentro de todos.

Noruega se presenta en Fráncfort con el lema The dream we carry (El sueño que llevamos). Además del despliegue literario su programa cultural incluye actividades alrededor de artes escénicas, cine, arquitectura, música y artes plásticas a través de exposiciones en diferentes museos hasta el próximo año.

Un país con una política muy fuerte de apoyo a sus autores que ha contribuido al éxito de su literatura a nivel mundial. El brillo de la creación literaria y editorial de Noruega se refleja en los trabajos de Norla, el centro de promoción de la exportación de contenidos literarios de Noruega, que en 2018 concedió becas de apoyo a la traducción a 538 obras. Una cifra muy superior al promedio de la última década. En español una de las figuras clave de la transmisión del pensamiento, la belleza y el espíritu de la literatura noruega se llama Kirsti Baggethun, una de sus principales traductoras.

El siguiente es el viaje que te proponemos en WMgazín para que conozcas algunos de los lugares de Oslo más emblemáticos reflejados en la literatura noruega:

El Grand Café de Oslo, escenario clave en Henrik Ibsen. /WMagazín

Los cafés y bares han acogido a muchos escritores y allí se han concebido y escrito grandes obras, aunque los autores fueran allí por tertulias o por tener aseguradas un mínimo de horas con calefacción en invierno. Cada ciudad suele tener su café legendario y bohemio, o varios según el barrio, donde los escritores toman el pulso de la vida. Oslo tiene uno que es mítico creado en 1874: el Grand Café. Fue el segundo hogar de Henrik Ibsen, autor........

© HuffPost