We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Carlos Pardo: “La envidia literaria es también una forma de amor”

1 0 0
05.12.2019

He hablado muy pocas veces con Carlos Pardo (Madrid, 1975) pero siempre he tenido la misma impresión, la de que estaba ante un autor con mucha sensibilidad y un extraordinario conocimiento del oficio de escribir. El bagaje que porta, las recomendaciones que hace de los libros (me recomendó hace ya mucho La marcha Radetzky y leer a Tranströrmer, y no falló; les recomiendo que sigan sus críticas en Babelia, el suplemento cultural de El País, donde reseña semanalmente), su manejo de los recursos expresivos, la conciencia de que lo que tiene entre manos es algo serio, y la calidad de sus libros, hacen de él uno de los escritores más interesantes de su generación.

Carlos Pardo.

Lejos de Kakania, su último libro publicado por Editorial Periférica, es una novela deliciosa, contenida y a la vez desgarradora, en la que pinta a toda una generación, la de los nacidos a mediados de los 70, y en la que relata también cómo eran aquellos poetas con los que él vivió los primeros pasos en su lucha por hacerse un nombre, el momento justo en que comenzaban a publicar sus libros a principios del siglo XXI una caterva de autores que sublimaban así su amistad y sus rencillas, sus envidias y sus muchos puntos en común.

Pregunta: Lejos de Kakania parece estar concebida como la última parte de un tríptico, que formaría junto a tus dos novelas anteriores. Al tener como materia tu propia biografía, ¿este ciclo ha llegado a su fin?

Respuesta: La pregunta tiene su miga, porque de alguna manera implica que si no continúo narrando se truncará mi materia biográfica... vamos, que puedo morir si dejo de escribir sobre mi vida. ¡Dios no lo quiera! Pero, bueno, por no decir más tonterías: es cierto que Lejos de Kakania pertenece a un ciclo de novelas que utiliza mi vida, los años más tontos de mi vida, como un experimento literario a la vez que sociológico. Escribo mi vida como un síntoma de época. No porque mi vida sea muy interesante, sino porque es común. Me interesa cómo construimos narrativamente nuestras vidas, los escritores y los no escritores. Y por ahora me parece que no voy a seguir exprimiendo la fórmula. No creo que pudiera continuarla sin repetirme.

El libro es un lúcido y bello análisis de la amistad, en este caso de dos poetas. ¿Por qué hay esa rivalidad entre los escritores?

Esa rivalidad es propia de todas las profesiones, creo. Es verdad que sorprende que en el mundo de la literatura, un mundo en parte arrinconado por las ideologías dominantes y desacreditado por la lógica comercial, no haya mayor compañerismo........

© HuffPost