We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Brevísima historia de un pueblo que no ha podido dejar de ser rentista

2 0 0
22.02.2020

Ariana Cubillos/APTerminal de autobús en Caracas, Venezuela

1. Antes del petróleo, ¿que éramos? Un pueblo de peones y terratenientes. Un pueblo liberto de la corona española, pero sometidos a las élites políticas al servicio de la burguesía, que luchaban entre ellos encarnizadamente por hacerse con el poder. Un lugar donde la República era un epíteto que sonaba bonito para los de afuera, pero que no significaba mucho en la vida de los de adentro.

2. En Europa y el norte de América se gestaba la segunda revolución industrial, demandando combustibles fósiles en abundancia, mientras estos se encontraban ociosos en estas tierras y sobre ellas predominaba el cultivo de café.

3. ¿En que nos convirtió el petróleo? Ni siquiera en mercaderes, nos convirtió en mendigos, ahora a merced de los nuevos señores que nos aseguraban las migajas, siempre y cuando les permitiéramos poner las reglas.

4. Nuestro progreso estuvo delineado por los intereses de las potencias mundiales que nos tutelaban. Gracias al petróleo entramos en el carril de la modernidad que occidente promovía, primero en lo económico, pero con un papel asignado: ser proveedores de materias primas; y luego, en lo político.

5. La renta petrolera financió la construcción de un Estado Nacional, sin democracia, a principios del siglo veinte; lo que extinguió a los caudillos regionales y sus ejércitos privados. A la par se configuraron nuevos actores sociales, que derivarían en partidos políticos, que luego asumirían la construcción un sistema democrático, también en sintonía con los intereses foráneos.

6. En esta naciente y accidentada democracia se desarrolló una política de distribución de la renta, beneficiando en primer lugar a quienes tenían más capacidad de apropiarse de ella, en decir la burguesía, creando nuevos actores económicos incluso; y terminando por los de a pie. La distribución se hacía mayor cuando los precios de nuestro oro negro eran elevados y, en la situación contraria, se recurría a la deuda, siempre colocando como garantía lo que se halla bajo la tierra.

7. Se comenzó a configurar lo que se puede denominar la primera abundancia, que estimulo la salida de venezolanas y venezolanos desde los campos hacia las ciudades, donde hallaron la promesa de la movilidad social ascendente. Ahora, eran familias proletarias........

© HuffPost