We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Los pasteles del Brexit y los daños colaterales

1 0 0
11.10.2019

El Brexit ha sido analizado desde todos los posibles ángulos económicos y financieros, y semana tras semana vemos como la discusión sigue estancada en tratar de hacer convencer a los británicos de que es imposible que te comas el pastel y que sigas teniéndolo.

La frase “you can’t have the cake and eat it”, con más de cuatro siglos de historia, y pronunciada por el Duque de Norfolk a Tomas Cromwell en una carta, resurgió en el argot popular con gran ímpetu en 2016 tras el referéndum del Brexit.

Donald Tusk explicaba ya en octubre de ese año, que aquellos que se creían la posibilidad de salir de la Unión Europea sin perder los derechos, deberían hacer un experimento muy fácil: “Compre un pastel, cómaselo, y vea si aún queda algo en el plato” y el primer ministro luxemburgués, Xavier Bettel, añadiría con sorna que aparte de comerlo, y quedárselo, también quieren que el pastelero les sonría.

Y en esta era de pastelería y chefs televisivos, concursos de cocina, glaseados y deconstrucciones, el Brexit ha pasado a ser un Master Chef, en el que los concursantes nos dicen que nos van a dar solomillo de ternera wagyu, y solo tienen chicken nuggets para elaborarlo, pero oigan, tenemos que creernos que con esos ingredientes, un grupo de malcriados elitistas, serán capaces de convertirlo en solomillo, cual Jesús y los peces.

En el restaurante estamos 3 millones de europeos que vivimos en Reino Unido, y más de 300........

© HuffPost