Durante su comparecencia en comisión parlamentaria en el Congreso, la vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, desgranó los principales objetivos de su departamento para esta nueva legislatura, consciente de que sus retos siguen formando parte de las prioridades del Gobierno.

Desde la llegada de Pedro Sánchez a la presidencia del Gobierno y de Teresa Ribera al Ministerio, en 2018, nuestro país ha sido referente en cuanto a la defensa del medio ambiente por el giro total que el ejecutivo socialista dio en las políticas públicas para la transición ecológica. En este nuevo tiempo, nos toca consolidar ese giro y seguir pisando el acelerador para avanzar con justicia social. Porque solo habrá una transición ecológica eficaz y útil si se sigue avanzando de una forma justa y equitativa para todos y todas.

En su comparecencia, la vicepresidenta Ribera trató desde distintos ámbitos los objetivos para los próximos años, empezando por impulsar la transición hacia un modelo energético más sostenible, basado en energías renovables y respetuoso con el medio ambiente. También en este punto, España ha sido pionera avanzando en renovables -somos la segunda potencia europea en energía eólica- y liderando en Europa una excepción ibérica para que los precios de la energía descendiesen drásticamente, llegando a ahorrar 5.106 millones de euros a las familias españolas. Somos de los países de nuestro entorno con la energía más barata. A esta gran medida el Partido Popular la bautizó como “timo ibérico”, concepto que ha desaparecido de su argot habitual porque a medida que avanzaban los meses era cada vez más ridículo oponerse a una medida que estaba beneficiando al bolsillo de millones de ciudadanos.

Ribera se refirió también al objetivo de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y promover medidas más ambiciosas para combatir el cambio climático. En ese sentido, hay que poner en valor los resultados de la COP28 celebrada en Dubai, donde quedó claro que el acuerdo de París está funcionando, que los mecanismos de revisión están dando resultados, motivo de más para seguir fortaleciendo este foro y avanzando hacia fases más ambiciosas reduciendo las emisiones de CO2 en un 43% para 2030 y en un 60% para 2035. Un paso imprescindible para limitar el aumento medio de la temperatura en 1,5 a escala global.

A lo largo de su intervención, Ribera mencionó también la necesidad de fomentar la movilidad sostenible y la eficiencia energética como parte de la recuperación económica post-COVID, así como impulsar políticas para la protección de la biodiversidad, como el Plan Nacional de Restauración y la iniciativa para combatir la desertificación y recuperar humedales, poniendo como ejemplos los de Doñana, el Ebro y el Mar Menor, entre otros.

También se refirió a la promoción de la economía circular como una oportunidad tanto para nuestro entorno como para nuestros bolsillos, rompiendo el falso dilema creado por la derecha basado en la elección entre proteger el planeta o proteger la economía.

Sin duda, y por desgracia y por falta de planificación, la sequía fue otro de los grandes temas que tuvieron que abordarse en la comisión. La vicepresidenta advirtió sobre la necesidad de colaboración entre todas las administraciones para hacer frente al largo periodo con bajas precipitaciones que estamos viviendo y que está afectando severamente a muchas cuencas, especialmente en Catalunya y en Andalucía. Resulta imprescindible hacer nuevos planes específicos contra la sequía y el compromiso del Gobierno de España es el de aportar 23.000 millones de euros hasta 2027 para dar un gran paso adelante en tres ámbitos: el de la reutilización de agua, la desalinización y la reducción de su uso, apostando por la eficiencia y la digitalización.

Todos estos objetivos reflejan el compromiso del Gobierno de Pedro Sánchez con la sostenibilidad ambiental y el desarrollo de un futuro más próspero y equitativo para todas y todos. Y aunque el PP tampoco estuvo a la altura en el transcurso de esta sesión en la que compareció la ministra, donde aprovechó la ocasión para hablar de todos los titulares del día que les interesaban menos de la transición ecológica, quedó claro que hay una mayoría que apuesta por la conservación del planeta y que seguirá decidida a seguir trabajando para que así sea. Del giro total de 2018, a la consolidación en 2024 y los años que vendrán.

Arnau Ramírez es diputado por Barcelona y portavoz de Cambio Climático del Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso

QOSHE - Transición ecológica: del giro total a la consolidación - Arnau Ramírez
menu_open
Columnists Actual . Favourites . Archive
We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Transición ecológica: del giro total a la consolidación

9 0
21.02.2024

Durante su comparecencia en comisión parlamentaria en el Congreso, la vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, desgranó los principales objetivos de su departamento para esta nueva legislatura, consciente de que sus retos siguen formando parte de las prioridades del Gobierno.

Desde la llegada de Pedro Sánchez a la presidencia del Gobierno y de Teresa Ribera al Ministerio, en 2018, nuestro país ha sido referente en cuanto a la defensa del medio ambiente por el giro total que el ejecutivo socialista dio en las políticas públicas para la transición ecológica. En este nuevo tiempo, nos toca consolidar ese giro y seguir pisando el acelerador para avanzar con justicia social. Porque solo habrá una transición ecológica eficaz y útil si se sigue avanzando de una forma justa y equitativa para todos y todas.

En su comparecencia, la vicepresidenta Ribera trató desde distintos ámbitos los objetivos para los próximos años, empezando por impulsar la transición hacia un modelo energético más sostenible, basado en energías renovables y respetuoso con el medio ambiente. También en este........

© HuffPost


Get it on Google Play