We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Una batalla silenciosa: el 'bullying' entre mujeres

1 0 0
04.11.2019

princigalli via Getty Images

Hace unos años, trabajaba en una pequeña oficina editorial en la que compartía espacio y labores con una mujer de mi edad y con las mismas credenciales académicas. Al llegar, creí que esas semejanzas nos harían buenas amigas, al menos un buen equipo de trabajo. Después de todo, pensé con ingenuidad, se trataba de cierta complicidad natural.

Me equivoqué, por supuesto. De inmediato comprobé que mi compañera de trabajo no sólo no deseaba ningún tipo de colaboración entre ambas sino que en cada oportunidad posible se dedicaba a sabotear mi trabajo. Y lo hacía de todas las maneras posibles, irritantes e incluso infantiles, a su alcance: desde falsear los datos de los proyectos en que trabajamos juntas, negarse a compartir información vital que necesitábamos por igual e incluso, esparcir rumores sobre mi poca capacidad laboral o mi “supuesta” irresponsabilidad. Al principio, ignoré lo mejor que pude el sutil asedio, hasta que por último, no pude continuar haciéndolo y decidí encarar la situación de manera directa. Me sorprendió que mi compañera no lo negara en absoluto.

 — Aquí se trata de quién es la mejor— me dijo — eso de la amistad entre mujeres no existe.

No supe que responder a eso, aunque por supuesto, no era la primera vez que escuchaba algo semejante. Y mucho menos sería la última vez en que me enfrentaría a un tipo de rivalidad insistente y destructiva entre mujeres. Con el transcurrir del tiempo comprobé que existe un grave problema de perspectiva sobre lo femenino desde el punto de vista de las mujeres, una consecuencia directa de la presión cultural sobre la identidad de género y, sobre todo, la forma en la que se comprende las relaciones afectivas dentro de una sociedad obsesionada con la mujer objeto.

Se trata de un fenómeno que la mayoría de las mujeres han experimentado a lo largo de su vida y que parece acentuarse a medida que las condiciones profesionales y económicas femeninas las hacen más competitivas. Mujeres que atacan a mujeres a través de chismes, violencia emocional, burlas y críticas. Mujeres que se enfrentan a otras a través de todo tipo de recursos mezquinos heredados y aprendidos desde la niñez. ¿Qué provoca un comportamiento preocupante que se repite como un patrón reconocible en mujeres de cualquier edad? ¿Cómo se define un tipo de agresión que además, se normaliza y se asume como parte de la identidad femenina?

Unos meses atrás, la psicoanalista y feminista Juliet Mitchell decía que el enfrentamiento entre mujeres era quizás la peor trampa de una cultura que presiona a la mujer para competir con la atención masculina y sobre todo, encontrar un lugar social en detrimento de la identidad de las mujeres que le rodean. Un........

© HuffPost