We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

El maltrato a ciegas: cuando el enemigo es invisible

1 0 0
14.10.2019

Hace unos días alguien le comentó a una de mis amigas que para ella “debía ser complicado tener esposo debido a lo exigente de su trabajo”. Además agregó: “¿Qué hombre toleraría eso?”, refiriéndose al esfuerzo que requiere su profesión de periodista. Como si el trabajo de una mujer — o su desempeño como profesional — dependiera únicamente de su capacidad para satisfacer a su pareja o incluso, de hacerse atractiva para un hombre. Una interpretación sobre el talento de la mujer basada en su capacidad para complacer una imagen tradicional sobre ella. No obstante, no se trata de una percepción aislada y mucho menos, minoritaria. Lo cierto, es que todos hemos escuchado frases parecidas alguna vez. “Los hombres son para la calle y las mujeres, para la casa”, “esa falda te hace ver como una puta”, “los hombres no lloran”, “una mujer nunca debe hacerse la fácil”. Con preocupante frecuencia, forman parte de nuestra forma de comprendernos como individuos y, sobre todo, como parte de ese binomio fundamental de género que se impone desde múltiples puntos de vista. Mensajes sutiles que componen nuestro imaginario colectivo y condicionan cómo nos relacionamos y comprendemos unos a otros. Sin embargo, no se trata sólo de ideas al azar, sino de ataques insistentes no sólo hacia esa percepción sobre quiénes somos sino hacia algo mucho más complejo: la manera en la que asumimos nuestro rol de género.

Dicho así, parece incluso exagerado. ¿Qué daño puede hacer un montón de frases que heredamos por tradición, que repetimos por costumbre e ignoramos con facilidad? Pienso en lo anterior mientras alguien que conozco intenta explicarme el motivo por el cual, según su opinión, las mujeres no deberían tener automóviles. No bromeo: dedica casi veinte minutos a detallarme todas las buenas razones por las cuales la mecánica automotriz, las normas de tráfico y otras ideas relacionadas con el tema, no son en absoluto temas femeninos o que puedan interesar a las mujeres.........

© HuffPost