We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Del cómo somos al cómo nos comprendemos: ¿Por qué es necesario debatir sobre los derechos de la mujer en nuestra época?

1 0 0
10.09.2019

Cada cierto tiempo escucho la misma frase: “El feminismo debería desaparecer en favor del igualitarismo”. La leo en textos superficiales que insisten en desvirtuar el sentido originario del feminismo, en medio de una insólita insistencia en comprender a un movimiento político desde el prejuicio. Sale a relucir en discusiones en las que el feminismo — como concepto, idea y expresión cultural — lleva todas las de perder en medio de un contexto que desvirtúa la idea más concreta sobre su existencia: visibilizar las — notorias — diferencias y desigualdades de género alrededor del mundo. Al final, resulta evidente que el feminismo como movimiento político, pero, sobre todo, como percepción ideológica continúa siendo lo suficientemente incómodo como para levantar suspicacias, enfrentarse a batallas dialécticas y lo que suele ser más preocupante: sostener una lucha silenciosa contra todas las críticas artificiales que debe soportar como construcción cultural. Para un considerable número de hombres y mujeres, el feminismo dejó de tener sentido a pesar que, según la evidencia, es más necesario que nunca.

Porque claro está, descalificar al feminismo sólo porque su interés está enfocado en la promoción, investigación y concepción universal de los derechos de las mujeres y niñas alrededor del mundo, es poco menos que una simplificación acerca del objetivo central del movimiento político. Como noción social, el debate sobre la identidad femenina tiene su base no la discriminación de los derechos de los hombres o de cualquier otra minoría, sino en la percepción de la desigualdad que hace necesario el debate. La connotación tramposa y sin sentido contra el feminismo que le acusa de promover el prejuicio, parece estar en todas partes. Una visión sobre la reflexión acerca de la equidad que parece enfrentarse a siglos de presión, desconocimiento y un profundo dolor social que nunca llega a sanar del todo.

Hace unos días, leí el siguiente comentario en mi TimeLine de Twitter: “En ocasiones, tengo la sensación que el mundo se enfrenta contra las mujeres en combate........

© HuffPost