We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

El tamaño de la máquina

1 0 0
18.01.2020

Imagen de la película 'Odisea en el espacio'.

Soñábamos con coches voladores y aviones que nos subirían a la luna mientras dormíamos la siesta (algún día dejaré de pensar en Kubrik, pero ese día, espero, tardará en llegar), o con expendedores de comida que nos servirían una gelatina de chuletón sin más esfuerzo que el de apretar el botón correspondiente.

Lo de la comida hecha gelatina, espuma o aire, ya lo hemos sufrido. Por fortuna, y como tantos futuros desabridos como nos han vaticinado, semejantes ocurrencias van incorporándose, a marchas forzadas, al pasado olvidable.

Por nuestra imaginación también se paseaban las conversaciones con extraterrestres, los fines de semana en Saturno, los robots mayordomos y los rayos desintegradores de bolsillo.

Supongo que a todos los que imaginábamos, impacientes y excitados, cómo sería el futuro, nos ha ocurrido lo mismo: nos ha atropellado el presente, aún más increíble que nuestros desaforados sueños.

Internet, realidad aumentada, impresión 3D, redes sociales, cirugía a distancia, automóviles autónomos… no hay día en que los de mi quinta no nos sintamos un poco más desvalidos ante el tifón de tecnología que no amaina (con lo que nos costó comprender los cinco botones del vídeo Beta).

La última noticia que nos ha servido este mundo tecnológico, y que ElHuff ha presentado........

© HuffPost