We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Cuando una soga dividía la pista de baile

3 0 0
30.01.2019

En la clausura de la sesión constitutiva de la ix Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular, el 19 de abril de 2018, el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, Raúl Castro Ruz, comentó que: «tres mujeres fueron elegidas vicepresidentas del Consejo de Estado, dos de ellas negras, no solo por ser negras, sino por sus virtudes y cualidades, lo cual es una demostración más del cumplimiento de los acuerdos emanados de los congresos del Partido y su Primera Conferencia Nacional en el 2012 acerca de la política de cuadros.
«Así se evidencia también en el hecho de que más de la mitad de los diputados a la Asamblea Nacional, el 53,22 %, son mujeres y la representación de negros y mestizos alcanzó el 40,49 %, y así debe seguir».
Inmediatamente dio a conocer los esfuerzos que, personalmente, ha tenido que hacer para que compañeras y compañeros negros fueran locutores de la televisión y de la radio. «Eso no fue fácil, agregó, yo mismo di la instrucción concreta a los responsables de esos organismos de radio y televisión, y dije: “Hagan eso sin afectar a nadie, pero vayan poco a poco resolviéndolo”».
Han dado algunos pasos, dijo, pero no satisfecho con lo logrado, expresó: «no suficientes desde mi punto de vista; seguir como van, no tan lentamente, pero seguir avanzando prudentemente […]. O sea, les demuestro con esto que las cosas hay que pensarlas, no decirlas y a la buena de Dios, lo cumplieron o no lo cumplieron, insistiendo, buscando nuevos métodos, evitando cometer errores para que no nos critiquen en objetivos tan nobles, y hay que pensar una vez y volver a pensar en otra solución cuando no logramos resolver los problemas».
Momentos después mencionó cómo antes del triunfo de la Revolución la discriminación racial era degradante. En ese momento yo recordé que en mi pueblo natal, San Germán, Holguín, durante las verbenas bailables que se organizaban en los campos deportivos, al lado del Club House, la cancha de baloncesto se convertía en una pista de baile, dividida en dos y separada por una soga. De un lado, los blancos, y del otro, negros y mestizos. De un lado y de otro estaban los compañeros de trabajo, vecinos y amigos;........

© Granma