We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Cómo 300 derrotaron a 10 000 (parte II y final)

9 7 48
17.10.2018

Si decisivos para alcanzar la victoria fueron los planes de defensa, los preparativos y el entrenamiento de los combatientes antes del inicio de la ofensiva, determinantes también resultaron la dirección del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz y la actitud de los combatientes durante el rechazo de la ofensiva.

El 25 de mayo de 1958 comenzó por Las Mercedes y terminaría 74 días después, el 6 de agosto, con una rotunda victoria del Ejército Rebelde, que obligó a salir a la tropa enemiga por el mismo poblado por donde la inició.

El Ejército Rebelde, en el primer combate, comprobó la eficacia de la concepción de la defensa escalonada y demostró el valor de sus combatientes. Para el enemigo esta primera resistencia resultó un golpe sicológico, pues allí sufrió sus primeras bajas y constató que las fuerzas rebeldes eran capaces de sostener con éxito un enfrentamiento de posiciones no esperado, y una táctica defensiva de desgaste progresivo –como había previsto Fidel– que por primera vez se veían obligados a enfrentar.

Duras fueron las batallas y combates que se sucedieron en esos días. El rechazo de la ofensiva tuvo tres etapas: rechazo y agotamiento del impulso de la ofensiva; contención de la ofensiva y preparación de la contraofensiva, y contraofensiva.

EL RECHAZO

Los factores más importantes que incidieron en el triunfo rebelde y en que 300 combatientes vencieran a 10 000 fueron los siguientes:

La estrategia de la dictadura consistió en concentrar el grueso de sus tropas contra el Primer Frente. Pero el mando rebelde, después de que el enemigo dispuso sus fuerzas y suponía divididas las del contrario, movió secretamente todas las columnas del sur y centro de la provincia hacia el frente atacado.

Aunque inicialmente Fidel consideró mantener las tropas de Camilo Cienfuegos y Orlando Lara en el llano para actuar en la retaguardia del enemigo, en mayo ordenó a Lara reforzar en el sector noroeste, y en junio, previendo el momento más crítico de la ofensiva, solicitó el refuerzo de Camilo.

Desde el mismo día de la ocupación de Las Mercedes por el enemigo, Fidel se dedicó a instruir a los jefes........

© Granma