We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

La cronificación de la crisis

1 0 0
14.02.2019

En el primer día del juicio, los abogados de los presos independentistas se dedicaron a deslegitimar al Tribunal Supremo y a anunciar, a Madrid y al mundo, que esto era un juicio político, que el acusado en realidad era el pueblo catalán, que el delito cometido se llama democracia y otras flores reventonas del procesismo. Imagina uno que la defensa fáctica vendrá en los días siguientes, porque todo ese discurso, en términos técnico-jurídicos, resulta absolutamente irrelevante. Y , como es obvio, manifiestamente falso. Los acusados, que son inocentes hasta que se demuestre fehacientemente lo contrario, están acusados por la posible comisión de delitos muy concretos. Por supuesto (y esta es una explicación también procesista) muchos aseguran que esta buena gente no cometió ningún delito. Que Puigdemont declaró la independencia pero acto seguido, apenas una frase y media más tarde, advirtió que quedaba suspendida sine die. Que esta República verbal de quince segundos no puede traducirse en una condena a diez, quince o veinte años de prisión. Bueno. Para........

© Faro de Vigo