-Hace unos días decías que el gobierno necesitaba una cirugía mayor. ¿El cambio de gabinete responde al desafío?

-Tengo mucho aprecio por la persona y trayectoria de Carolina Tohá y la designación de Ana Lya Uriarte parece estar dando ya sus primeros frutos, pero creo que el resultado del domingo es tan categórico, que- sin ser analista político- me cuesta entender que sea un gabinete solo con figuras del Apruebo, que hoy representa el 38 % del país. Ante la envergadura de la votación, me parece que faltó más audacia y coraje político. Esto que acaba de ocurrir fue un terremoto político y pareciera que se estuviera reaccionando ante un temblor. Y en Chile sabemos lo que es equivocarse en un terremoto. Pero ojalá me equivoque, solo puedo desearle el mayor de los éxitos al nuevo gabinete.

-¿Cómo recibiste la victoria del Rechazo, después de que fuiste tan criticado por una parte de la izquierda, que decía que eras un invento? ¿Sentiste un poco del sabor de la revancha?

-No, no. Si hay algo que deploro es el espíritu del resentimiento, quizá porque soy gran admirador de Nietzsche. El revanchismo que primó en la Convención los llevó a esta dolorosa derrota. Y no voy a cometer el mismo error; no participo de ese deleite. Lo que sí me provoca alegría es ver que hay una cierta sabiduría política instintiva en el pueblo de Chile. No sé como ha mirado las cifras el Gobierno, el Frente Amplio, pero la diferencia es de 3 millones de votos. Esto es un terremoto y un tsunami. Sucede que en el inconsciente chileno hay un trasfondo republicano y democrático. El que cruza la raya hacia aventuras refundacionales va a ser castigado por el voto. Si la izquierda no lee bien este rasgo del pueblo, va a seguir sufriendo derrotas estrepitosas.

-¿Qué va a pasar con Amarillos en el próximo proceso: va a participar como partido, como movimiento, con candidatos a constituyentes?

-Amarillos partió en febrero y tiene casi 70 mil adherentes, pero nos interesa crecer sin precipitarse, sin atolondrarse. Hoy estamos en estado de reflexión. Lo único que tenemos claro es que Amarillos por Chile continúa como un grupo que espera incidir o acompañar o ayudar al proceso constituyente. Vigilando que no se repitan los errores que se cometieron en la convención anterior. Ahí Amarillos espera cumplir un papel. Pensar en un partido político habría que analizarlo, no sé si será necesario en esta etapa. Hay que ver como va a ser la supuesta convención que vendría: todavía todo está muy líquido, muy cambiante.

Lo segundo, es que formamos parte de un espacio llamado Centroizquierda por el Rechazo, que podríamos llamar ahora Centroizquierda por una nueva Constitución. Es importante que la centroizquierda que jugó un papel en el Rechazo sea escuchada y tenga alguna injerencia y participación en el proceso constituyente que viene.

-El lunes estaban con la senadora Rincón, de la DC, Felipe Harboe, Camilo Escalona, Javiera Parada. ¿Qué posibilidades hay de formar un movimiento y tener una candidatura presidencial como la de la senadora Rincón?

-No. Admiro la valentía y el coraje de Ximena Rincón, su liderazgo también. Toda aspiración política es legítima, pero en este momento colocar cualquier objetivo personal por delante de lo que estamos haciendo, cualquiera quién sea, cualquiera de nosotros, es un error que la ciudadanía castiga inmediatamente. En este momento, el objetivo primero es conseguir la unidad nacional. No es el momento de levantar aspiraciones personales, porque sería un error monumental. Ella lo entiende y lo sabe.

-Pero, ¿qué sentiste cuando el domingo en la noche salió J.A. Kast en cierta forma apropiándose del triunfo del Rechazo siendo que él no apareció en la campaña?

-Todos sabemos que él estaba a favor del Rechazo, no podíamos esperar que guardara silencio de por vida. Habría sido mejor que los liderazgos que han perdido, que han sido derrotados recientemente se quedaran callados. Kast no pertenece a mi mundo político, guardó un silencio bastante prudente en la campaña. Pero no creo que sea el momento de él, ni de Piñera, ni de nadie. Hoy día lo que se necesita es conducción política nueva para una escenario completamente nuevo. Y ahí necesitamos coraje, talante, y vamos a ver si el gobierno y la clase política van a estar a la altura de ese desafío. Nosotros desde Amarillos vamos a exigir que así sea.

-¿Tú vas a seguir siendo un profesor de literatura o estás pensando asumir un liderazgo más político y orgánico?

-Soy profesor, escritor, columnista, voy a seguir participando en Amarillos, tengo una responsabilidad porque yo inicié esto, no voy a abandonarlos. Pero no necesariamente tengo que estar en primera línea. No estoy en búsqueda de una carrera política, para nada. Esa no es mi ambición. Sé perfectamente que no soy un político profesional.

-¿Qué te ha parecido la falta de autocrítica del Apruebo, de convencionales que le echan la culpa a los medios y a las fake news?

-Ante una derrota de esta magnitud, insistir que fue producto de las fake news, me parece que revela que todavía no han superado el shock de la derrota. La derrota es una tremenda escuela en la vida y desaprovecharla sería un error.

También hubo fake news denostarnos, para denostarme, para inventar cosas que eran mentiras, para instalar la idea de que estábamos a favor de la constitución del 80. Lo que pasa es que hay un divorcio entre una elite intelectual de izquierda radical con el mundo popular. Esto desarma, obviamente, un relato bien maniqueo y simplista de aquellos que se decían voceros o representantes del pueblo. Pero resulta que el pueblo les acaba de decir que NO.

-El Presidente debe tener un rol menos protagónico en este nuevo proceso?

-Boric debe recuperar rápidamente su rol de jefe de Estado. Él está en un problema difícil de resolver. Tiene que hacer conciliar dos coaliciones de distinta sensibilidad, tomar medidas que no sean solo de maquillaje, porque si no va a tener años muy difíciles para adelante. Y para eso necesita una libertad interior y un coraje muy grande. Si lo tiene y es capaz de convocar a amplios sectores, estamos dispuestos a apoyarlo. Pero nadie está dispuesto a repetir una Convención igual a la que hubo antes, con los mismos errores. Que quede claro que eso va a ser castigado nuevamente. Entonces, cuidado con intentar pasar gato por liebre.

-¿Has tenido acercamientos con partidos como el PS?

-Como Amarillos conversamos con muchos militantes socialistas, que sabíamos que iban a votar rechazo en privado, pero que en público llamaban a votar Apruebo. Hemos tenido conversaciones, pero no son oficiales. El PS no nos ha llamado. Si nos llamara el PC, el PS, quien fuera, nosotros por supuesto que iríamos a conversar. Hay un déficit de diálogo y de conversación en el país. Si nos llama el Presidente Boric a conversar por supuesto que vamos.

-¿Qué piensas de quienes dicen que fue tan abrumadora la derrota que habría que olvidarse de una nueva constitución?

-Uno tiene que cumplir la palabra empeñada. Lo que hay que decidir es cómo hacerlo, no de forma atolondrada ni apresurarse. Es mejor demorarse un poco, lo que no significa tirar el tema bajo la alfombra. Hay que articular un acuerdo político transversal, sin trampas, sin artimañas.

Y evitar la tentación de la hoja en blanco. Le pasó al grupo que redactó la constitución del 80, y también la Convención. Hay que hacer una nueva constitución sin ánimos refundacionales ni de izquierda ni de derecha.

-¿Aprovecharse unilateralmente del Rechazo sería oportunista?

-Absolutamente, el Rechazo es popular, es el triunfo de la gente sencilla, del sentido común. Nadie es dueño del rechazo. Que nadie pretenda llevarse un trofeo o un botín. Esa lógica ha arruinado la política en Chile y por eso hay que superarla.

“Si alguien me dice que por las coyunturas económicas o mundial o por el motivo que fuere, el día de mañana se deja de lado ese programa, por supuesto que nosotros salimos de ese gobierno, es lógico”, dijo por la mañana el senador Daniel Núñez, luego de lo cual se retractó. Núñez forma parte de […]

Este miércoles por la mañana, la expresidenta de la Convención, Elisa Loncon, difundió en su cuenta de Twitter una columna publicada en Argentina por Boaventura de Sousa Santos, un autor conocido en el ex Congreso, donde se redactó la propuesta constitucional. El escritor portugués fue citado en las iniciativas sobre plurinacionalidad y expuso en la […]

La presidenta del Banco Central dedicó varios minutos de su presentación ante el Senado a hablar de la persistencia de la inflación. Habló de las medidas restrictivas que deberá tomar la entidad si las condiciones empeoran, en una advertencia clara en caso de que se active un nuevo retiro previsional.

El exconvencional Jorge Baradit enfrentó una serie de controversias durante el proceso constituyente, como el avalar agresiones a asambleístas de Chile Vamos, al señalar que “no no me parece maravilloso, me parece conveniente, que ellos ahora también sufran un poquitito lo que nosotros los chilenos hemos sufrido desde el estallido social. Persecución, violencia, represión en […]

La fallida designación de Nicolás Cataldo, cuyo nombramiento se cayó tras conocerse sus antiguos tuits contra Carabineros, se sumó a la pérdida de influencia de su coalición Apruebo Dignidad (PC-FA) con la llegada del Socialismo Democrático al comité político de La Moneda, lo que dejó heridas en el partido dirigido por Guillermo Teillier. La buena […]

QOSHE - Cristián Warnken y gabinete: “Acaba de ocurrir un terremoto político y pareciera que se estuviera reaccionando ante un temblor” - Marcelo Soto
We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Cristián Warnken y gabinete: “Acaba de ocurrir un terremoto político y pareciera que se estuviera reaccionando ante un temblor”

4 57 0
07.09.2022

-Hace unos días decías que el gobierno necesitaba una cirugía mayor. ¿El cambio de gabinete responde al desafío?

-Tengo mucho aprecio por la persona y trayectoria de Carolina Tohá y la designación de Ana Lya Uriarte parece estar dando ya sus primeros frutos, pero creo que el resultado del domingo es tan categórico, que- sin ser analista político- me cuesta entender que sea un gabinete solo con figuras del Apruebo, que hoy representa el 38 % del país. Ante la envergadura de la votación, me parece que faltó más audacia y coraje político. Esto que acaba de ocurrir fue un terremoto político y pareciera que se estuviera reaccionando ante un temblor. Y en Chile sabemos lo que es equivocarse en un terremoto. Pero ojalá me equivoque, solo puedo desearle el mayor de los éxitos al nuevo gabinete.

-¿Cómo recibiste la victoria del Rechazo, después de que fuiste tan criticado por una parte de la izquierda, que decía que eras un invento? ¿Sentiste un poco del sabor de la revancha?

-No, no. Si hay algo que deploro es el espíritu del resentimiento, quizá porque soy gran admirador de Nietzsche. El revanchismo que primó en la Convención los llevó a esta dolorosa derrota. Y no voy a cometer el mismo error; no participo de ese deleite. Lo que sí me provoca alegría es ver que hay una cierta sabiduría política instintiva en el pueblo de Chile. No sé como ha mirado las cifras el Gobierno, el Frente Amplio, pero la diferencia es de 3 millones de votos. Esto es un terremoto y un tsunami. Sucede que en el inconsciente chileno hay un trasfondo republicano y democrático. El que cruza la raya hacia aventuras refundacionales va a ser castigado por el voto. Si la izquierda no lee bien este rasgo del pueblo, va a seguir sufriendo derrotas estrepitosas.

-¿Qué va a pasar con Amarillos en el próximo proceso: va a participar como partido, como movimiento, con candidatos a constituyentes?

-Amarillos partió en febrero y tiene casi 70 mil adherentes, pero nos interesa crecer sin precipitarse, sin atolondrarse. Hoy estamos en estado de reflexión. Lo único que tenemos claro es que Amarillos por Chile continúa como un grupo que espera incidir o acompañar o ayudar al proceso constituyente. Vigilando que no se repitan los errores que se cometieron en la convención anterior. Ahí Amarillos espera cumplir un papel. Pensar en un partido político habría que analizarlo, no sé si será........

© Ex-Ante


Get it on Google Play