We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Arturo Fontaine: “16 partidos más polarización hacen que la gobernabilidad sea difícil bajo cualquier régimen político”

5 5 0
19.10.2021

La Convención Constituyente ha comenzado a debatir los temas de fondo y entre ellos uno de los más importantes es el cambio de sistema político. Arturo Fontaine, cuyo último libro -“La pregunta por el régimen político”- trata precisamente sobre este tema, analiza los riesgos del parlamentarismo y semi presidencialismo y aboga por mantener, con reformas importantes, el actual presidencialismo.

-Uno de los temas más complejos y sensibles que deberá decidir la Convención Constituyente es sobre el sistema político. Varios plantean girar hacia un parlamentarismo o semi presidencialismo. ¿Qué riesgos le ves a esa idea?

– No hay régimen político perfecto. Todos tienen defectos. Y todos pueden colapsar. En última instancia, todos dependen de la vocación democrática, la racionalidad y el realismo de sus ciudadanos. Todos dependen de que sus élites cumplan su papel de liderazgo con cierta inteligencia, visión de largo plazo y sensatez.

Bajo el parlamentarismo y el semipresidencialismo, el jefe de gobierno — primer ministro o premier— emerge de una mayoría parlamentaria. No del jefe de estado, que es un rey — en casi todos los países parlamentaristas— o un presidente elegido por los ciudadanos —bajo el semipresidencialismo—.Ellos reinan o presiden, pero no gobiernan. Son sólo jefes de estado; no gobernantes. Los proyectos de ley los prepara, presenta y negocia el primer ministro. Quien gobierna es el o la primer ministro. En Gran Bretaña gobierna Boris Johnson; no la reina Isabel. En Alemania gobierna Ángela Merkel; no el presidente Frank Walter Steinmeier. (¿Cuántos lo conocen?)

– Está bien. Esos son conceptos generales. Pero, ¿cuáles serían las consecuencias del cambio de régimen?

-Es decisivo entender qué queremos conseguir al cambiar de régimen. Perdona que me alargue un poco. Se esgrime como argumento para cambiar de régimen que tenemos un hiperpresidencialismo, ¿no es cierto?

Los primeros ministros pueden disolver el parlamento y llamar a nuevas elecciones. Aunque formalmente lo haga el rey o el presidente. Esa arma da inmenso poder a los gobernantes. Aunque no la ejerzan, esa posibilidad está siempre ahí. Un síntoma de ese gran poder es que los parlamentos son más dóciles y legislan menos bajo el parlamentarismo que bajo el presidencialismo. Por tanto, tienen más poder los primeros ministros que los presidentes. Eso es lo que plantean los propios partidarios del parlamentarismo. Arturo Valenzuela, por ejemplo, ha dicho que Reagan tenía menos poder que Thatcher. Los más diversos especialistas sostienen lo mismo. Por tanto, si........

© Ex-Ante


Get it on Google Play