We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Perfil: Matías del Río, un niño bueno. Por Rafael Gumucio

5 18 6
06.08.2022

Si no hubiera desayunado seis años seguidos todos los días con Matías del Río, creo que a mí también me caería mal. Demasiado alto para ser confiable, más joven que sus 53 años, tiene 5 hijos, pero parece que fuese a perder la virginidad mañana por la mañana.

El abajismo necesario en el Chile de hoy no es una posibilidad para Matías del Río, que lleva impreso por todas partes el sello del colegio Manquehue de los SSCC donde estudió. Pánfilo y obsesivo con los mismos temas, nombres e ideas muy fijas, viene del riñón duro del conservadurismo más chileno, de la muy exigente intelectualmente familia Covarrubias, no disimula ni su catolicismo ni su pertenencia, al mismo tiempo, a la vieja y a la nueva elite.

En el colegio y la universidad me lo imagino torpe, disléxico, bromista y pánfilo. No sé cómo lo pasó en el colegio, pero me imagino que era fácil bullearlo. Creo que este es el motor del desprecio que se tiene en las redes sociales. O al menos eso explica que nadie se burle tan obsesiva y cruelmente de José Luis Reppening, Juan Manuel Astorga, Macarena Pizarro o Soledad Onetto, algunos mucho más a la derecha que Del Río, otros infinitamente más “privilegiados” que él.

La masa, aunque sea la masa electrónica, es cobarde y si se ataca a Del Río es porque, anteojudo y de buen corazón, se sabe que va a dar la otra mejilla, que no se va a vengar, que se ríe como el que más de las arengas salvajes que lanzaba contra él Felipe Avello.

Que el Colegio de Periodistas se haya unido a la manada bulleadora impune,........

© Ex-Ante


Get it on Google Play