We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Sin gobierno y a lo loco

1 2 0
14.10.2019

La convocatoria de elecciones ha puesto patas arriba el PSOE. La mayoría de los ministros tiene un enfado importante con Iván Redondo, el gurú de Sánchez. El presidente se fue a sus vacaciones estivales convencido de que las urnas le daban alrededor de 145 escaños. Por eso, ni se preocupó de entablar negociaciones con Unidas Podemos. En la actualidad, el mejor de los sondeos le otorga poco más de 130 escaños y algunos dirigentes de su partido auguran que si gana algún diputado, puede darse con un canto en los dientes.

El responsable de convencer a Sánchez para que volviera a poner las urnas, ante las crecientes exigencias de Pablo Iglesias para formar Gobierno, fue Redondo. Muchos en el PSOE han puesto ya precio a su cabeza en el caso de que los resultados sean nefastos.

Reconocen que sus análisis fueron decisivos para presentar la moción de censura que tumbó el Gobierno de Rajoy, como antes hizo para facilitar la llegada al Ejecutivo extremeño de José Antonio Monago o a la Alcaldía de Badalona de Xavier García Albiol. Pero, como en estos dos casos, fracasó en las segundas oportunidades.

Rivera pide a Sánchez y a Casado comprometerse por escrito antes de las elecciones a impulsar reformas juntos

El complejo panorama político para formar un Gobierno estable está incrementando la inquietud entre la clase empresarial. Un informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) señalaba esta semana que el ritmo de deterioro de la economía española duplica al de la europea, pese a que partimos de un crecimiento más alto. La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Gueorguieva, advirtió en su estreno de que la próxima crisis podría afectar al 90 por ciento de la población mundial y crear una "generación perdida" por los efectos de la guerra comercial. Una auténtica bomba.

Los empresarios temen que las consecuencias perniciosas de la desaceleración se agraven si se prolonga el sudoku para formar Gobierno tras el 10-N. Según las encuestas, el electorado permanece dividido en dos mitades. El bloque de la izquierda es más numeroso que el de la derecha. Pero la llegada de........

© elEconomista