We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

La paradoja de la Eurozona

1 0 1
10.09.2020

En una situación de incertidumbre como la actual, la demanda tiende a deprimirse. Los hogares reducen su consumo a lo imprescindible y ahorran para hacer frente a lo que pueda venir; las empresas reducen su inversión ante el incremento del riesgo; y los mercados exteriores se ven igualmente afectados por la pandemia, lo que reduce también la demanda de exportaciones.

Ante esta debilidad súbita de la demanda agregada, los gobiernos han puesto en marcha su arsenal de medidas expansivas, monetarias y fiscales, para mantener la actividad el máximo posible durante el tiempo que transcurra hasta que se encuentre una solución a la crisis sanitaria. Pero la política monetaria tiene sus límites. Por mucho que se reduzcan a cero los tipos de referencia o se compre toda clase de activos por los bancos centrales, al final del día, si no hay un consumidor que quiera financiar una compra de un bien de consumo duradero o una empresa que quiera invertir, de poco sirven las condiciones financieras favorables. Además, el aumento del riesgo, y las dificultades particulares de evaluarlo en esta ocasión, hace más cautas a las entidades financieras a la hora de otorgar préstamos. Los gobiernos, a su vez, intentan sustituir demanda privada por demanda pública; pero el fuerte incremento de deuda pública que ello supone limita las posibilidades de la expansión fiscal.

Sin inversiones y clientes de poco sirven las medidas financieras favorables

Existe una tercera posibilidad: permitir que el tipo........

© elEconomista


Get it on Google Play