We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Ha llegado el momento del ajuste fino

1 0 0
27.08.2020

La situación de la pandemia y su impacto en la economía se está moviendo hacia los peores escenarios entre los inicialmente planteados. Muy a principios de año, cuando la extensión de la Covid-19 se limitaba a la provincia de Hubei en China, aún cabía la posibilidad de que la localización de la epidemia no saliera de ese ámbito geográfico, como de hecho había ocurrido ya con epidemias anteriores. Esa fue la apuesta inicial de los mercados financieros. Desgraciadamente no ocurrió y la epidemia se convirtió en una pandemia en un corto espacio de tiempo.

Cuando la Covid estaba ya extendida, cabía la posibilidad de que fuera estacional. También había sido el caso de otras epidemias como la del SARS o la gripe aviar. Para el verano habían desaparecido y, en el otoño, no reaparecieron o lo hicieron de forma mucho más benigna. Sin embargo, con la llegada del verano, estas esperanzas se desvanecieron. Para el mes de junio el número de contagios en Europa y otras partes del mundo, que había sido infectadas en los primeros meses, disminuyeron; pero, aunque el factor estacional pudiera haber ayudado, lo cierto es que son las medidas de restricción a los movimientos y el contacto entre personas las que mejor explican la reducción de los contagios. A nivel mundial, los contagios han seguido creciendo, sin que exista un patrón geográfico o climático claro que explique su evolución. Y, los países que habían experimentado una mejoría en el número de contagios y fallecidos han visto como, con distinta intensidad, los contagios ha vuelto a aumentar, una vez levantadas parcialmente las limitaciones más restrictivas a los movimientos de las personas.

En definitiva, los escenarios más favorables de una epidemia breve y geográficamente limitada, o de una........

© elEconomista


Get it on Google Play