We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

El triunfo de una cierta idea de Europa

1 0 0
23.07.2020

Decía Jean Monet, uno de los padres fundadores de Europa que: "Europa se forjará en crisis, y será el resultado de la suma de las decisiones adoptadas para esas crisis". Siempre ha sido así. La Unión se ha construido en reuniones maratonianas hasta altas horas de la madrugada, cuando los líderes europeos se enfrentaban a la disyuntiva de no acordar y destruir el proyecto común, o, por el contrario, buscar una solución europea a una crisis que afectaba a todos. Para vencer el interés particular de cada Estado miembro, debe existir una fuerza externa poderosa que, en medio del conflicto de intereses nacionales que es Bruselas, haga surgir la solidaridad de la Unión. Y ello, no sólo por idealismo, sino, en gran medida, por el pragmatismo al que lleva la conclusión irremediable de que la única solución posible es común.

Simplificando, en la Unión hay tres grandes grupos de países. Por un lado, los del sur: pertenecen a la Zona Euro, se están viendo más afectados por la crisis de la Covid, se enfrentan a una recuperación más complicada por su propia estructura económica y, sin embargo, su grado de cumplimiento fiscal no ha sido óptimo. Por otro lado, los países del Norte: la mayoría también pertenecen al Euro, la incidencia de la crisis ha sido, en general, menor, son países fundamentalmente industriales lo que, en principio, hace más fácil la recuperación y, además, disponen de un sólido margen fiscal. Por último, los países del Este: en su mayoría están fuera de la Zona Euro, el impacto de la crisis ha sido relativamente más suave y su principal objetivo es la convergencia en renta con el resto de la Unión para lo que precisan fondos estructurales.

El esfuerzo de la UE........

© elEconomista


Get it on Google Play