We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Tú ¿Contagias cosas buenas?

3 2 9
19.02.2019

En muchas y distintas partes del mundo, existe un hecho común y aceptado por todos: “el amor que se pone al cocinar se siente en la comida”. Es una situación real, cierta, evidente e innegable. Así como ocurre en la comida, donde el amor parece ser un condimento fenomenal y sobrenatural, que se nota fácilmente al degustar esa mezcla de sabores en muchos platos preparados con esmero, suele pasar de igual forma en todas y cada una de las cosas hacemos.

Ante esta aseveración, la lógica simple nos permite establecer que nuestra actitud o estado emocional es una fuerza física, tácita e ineludible que tiene un efecto a favor o en contra sobre cualquier sujeto u objeto. No importa si es un ser vivo o inanimado, nuestra carga emocional destella e impregna un mensaje codificado, en el cual una orden o mandato define el comportamiento de aquello en lo cual recae nuestro estado anímico.

Muchas personas al percatarse de esto, suelen preocuparse, por el hecho de sentirse expuestos a una gran cantidad de personas o lugares que pueden llegar a contagiarlos de energías o cargas no deseadas como: rabias, tristezas, dolor, malicia y todo aquello que pueda ser adverso o desagradable.

Sin embargo, nuestro ser tiene sistemas y mecanismos que contrarrestan estos ataques de emociones negativas externas, es como un sistema inmune de emociones dañinas, la cosa es........

© El Universal