We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

El gran polarizador

3 218 338
20.09.2021

El trato que el gobierno de México le dio al presidente de Cuba durante los festejos de la Independencia es un error moral. Lo es todavía más porque el presidente es Andrés Manuel López Obrador. La izquierda mexicana, a la que López Obrador dice representar, se forjó en la lucha por las libertades democráticas y en resistencia frente a la represión y la persecución del Estado. La izquierda mexicana sabe lo que es el acoso, la amenaza y la censura desde el poder. Que el presidente de México reciba con honores al dictador para luego defender públicamente al gobierno de Cuba y finalmente otorgar la palabra a Díaz Canel es una contradicción siniestra. La evidencia es incontestable: la de Cuba es una dictadura represora, brutal y fratricida que ha hundido al pueblo cubano en la miseria, el temor, la sospecha mutua y el silencio. Respaldar a ese monstruo es una traición a la historia de la lucha de la izquierda –y la oposición– en México.

Pero el episodio de Díaz Canel en México........

© El Universal


Get it on Google Play