We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Respeto al amor

1 0 1
05.07.2020

Hace unas semanas fue noticia la confesión pública de Pablo Alborán por medio de un vídeo en redes sociales. Dijo: «estoy aquí para contaros que soy homosexual. Que no pasa nada. Que la vida sigue igual». Lo confesó porque «necesito ser un poquito más feliz de lo que ya era». Lo confesó esperando «que este mensaje le haga el camino más fácil a alguien». Y matizó: «pero, sobre todo, esto lo hago por mí».

¿Se imaginan a alguien confesando públicamente que es heterosexual? ¿Imaginan que ello le pudiera hacer un poquito más feliz de lo que era? No, ¿verdad? Es lamentable que en el siglo XXI tengan que hacerse confesiones como las de Pablo porque es el síntoma del problema que vivimos con este tema.

Cada cual tiene el derecho a amar a quien desee, sea hombre, mujer, transexual, binario, gay, lesbiana o como quiera reconocerse. Somos los únicos seres vivos que tenemos la capacidad de amar, con todo lo que eso supone. El amor es un idioma universal, pero a diferencia de la música o de las matemáticas, que también lo son, se transmite sin necesidad de escritura. Es como el viento, no se ve, pero se puede sentir. No necesita ser entendido, solo demostrado. El mejor amor no es el que besa el cuerpo (en un beso sabrás todo lo que he callado, decía Melisanda a Pelleas en el célebre fragmento del largo poema de Pablo........

© El Periódico Mediterraneo


Get it on Google Play