We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Josep Llu�s Trapero y el estupor

7 0 0
17.03.2019

El desarrollo de las pruebas testificales en el juicio del Tribunal Supremo está causando estupor. Se trata de esa clase de asombro que disminuye la capacidad de respuesta ante el conocimiento de unos hechos que no solo desmantelan la versión canónica del secesionismo sobre lo acontecido en el otoño del 2017, sino que ofrecen, además, una perspectiva política distinta sobre el comportamiento de algunos cargos públicos catalanes que bien podría calificarse de grotesca.

Carles Puigdemont está saliendo muy mal parado de las declaraciones que bajo promesa de decir verdad han proferido algunos testigos. Mientras el «procesado rebelde», como a él se refiere el fiscal Javier Zaragoza, hiperventila en Waterloo liquidando el espacio neoconvergente y anunciando su regreso, electo parlamentario europeo y protegido por una supuesta inmunidad, su ya escasa reputación política se está viniendo abajo en el salón de plenos del alto tribunal.

Ocurre que –al hilo de la destrucción de la credibilidad del expresidente de la Generalitat, la ciudadanía catalana que ha sostenido y sostiene la legitimidad del proceso soberanista podría estar introduciéndose en un abismal sentimiento de decepción y, a la postre, de victimización por la impostura de dirigentes que les aseguraron la certeza de todo aquello que ahora se desmiente en el solemne ambiente de la sala de enjuiciamiento del palacio de las Salesas en Madrid.

Los constitucionalistas se han sabido abandonados –en Cataluña y fuera........

© El Periódico de Aragón