We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Fascistas y golpistas

4 0 0
25.11.2018

La legislatura se ha acabado. Ya escribí hace unas semanas que estaba zombi. Ahora presenta rigor mortis. Cuando Pedro Sánchez haya asumido definitivamente que sus socios independentistas no respaldan los Presupuestos cuyo plan financiero ha sido objetado por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Comisión Europea, entraremos en un periodo preelectoral que hará meta, probablemente, en el mes de marzo o mayo. A las defunciones les suelen preceder los estertores, y los de esta legislatura consistieron en las convulsas sesiones del Congreso de los pasados martes y miércoles. La causa del bochornoso cruce de descalificaciones entre los diputados fue, de nuevo, el «golpismo» en la Cataluña del 2017 y el «fascismo» de los que califican los hechos de septiembre y octubre del pasado año como una sofisticación de la entrada de Tejero en la Cámara baja el 23 de febrero de 1981.

Gabriel Rufián es el epítome de este tiempo político. En otras circunstancias históricas, un personaje de su perfil no hubiese sido posible, ni, seguramente, la propia ERC lo hubiera permitido. En otras circunstancias históricas, tampoco un político de la talla de Josep Borrell se hubiese visto en el trance de soportar «el serrín con estiércol» que arrojó el diputado republicano sobre su trayectoria. Cuando el discurso pedestre de un exaltado se ensaña con la veteranía y la excelencia de un político reconocido es que reptamos en el fango y........

© El Periódico de Aragón