We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Tenemos que vernos para tomar unas cañas

9 4 0
30.10.2019

Si los situacionistas franceses, en sus derivas psicogeográficas por el París sesentero, descubrieron que existían puntos de atracción y repulsión en la urbe, en Madrid es fácil observar estos agujeros negros de las citas, donde ciudadanos llenos de esperanza esperan a otros que no llegan. Ocurre en la estatua del Oso y el Madroño, en la Puerta del Sol, o en las bocas de metro de Callao, de Lavapiés o Tribunal, donde toda la pomada. Hay muchos más.

Son lugares, es cierto, donde tienden a quedar los recién llegados, los Erasmus, los turistas, la nueva chavalería callejera, los compañeros de trabajo y así, no tanto los más experimentados........

© El Pais