We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Tipos que duran

6 37 70
11.02.2019

Nunca se supo con certeza qué palabras pronunció Diego Armando Maradona el 5 de junio de 1986, cuando, en una semifinal del Mundial de aquel año, Ricardo Enrique Bochini se acercó a la banda para saltar a la cancha. Quedaban cinco minutos de partido, Argentina dominaba a Bélgica por 2-0 y la albiceleste acariciaba ya el campeonato. La seguridad de aquella selección, que llegó a México casi desahuciada y creció durante el torneo hasta sentirse imbatible, se había construido sin Bochini. El genio de Independiente permaneció siempre en el banquillo, salvo por esos cinco minutos. Pero nadie había dejado de admirarle. Tampoco Maradona, para quien era un ídolo y un ejemplo. El futbolista que dominó aquel Mundial trotó hacia Bochini y le expresó su respeto. ¿Qué le dijo? Según unos, la frase fue: “Bienvenido, Maestro, le estábamos esperando”. Según otros, la cosa fue más simple: “Dibuje, Maestro”.

Bochini es, tal vez, el futbolista más infravalorado del........

© El Pais