We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

¿Progresamos? Sí, un tercio

5 0 1
28.02.2019

La curva del optimismo tuvo su punto más alto en el Siglo XIX. Razones había: ruedan por el suelo las cabezas de los reyes y el mundo encuentra al fin la fórmula política perfecta: la democracia. Robert Owen empieza a soñar con un mundo socialista. Las guerras religiosas del XVI y XVII son solo un mal recuerdo. Súbitamente, el mundo multiplica por diez su velocidad: el tren deja atrás la parsimonia de milenios de caminantes, caballos y barcos. Maxwell hace la primera unificación de campos (electricidad y magnetismo) en cuatro austeras ecuaciones. Con los cielos y la Tierra girando bajo la batuta de Newton, y los seres vivos dóciles a la voz de Darwin, la ciencia delira, empieza a “soñar con el plano completo del laberinto” y rumba el positivismo. Las máquinas de vapor y los engranajes de la revolución industrial tejen, muelen, imprimen, perforan, hierven, cosen, cocinan,........

© El País