We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Tierra de sombras y morisquetas

3 10 4
16.05.2020

En el trópico las sombras son más intensas y salvajes. También su contraparte. La luz enceguece y engaña. Con un breve repaso, mientras se escucha el partido de beisbol o la radionovela, es posible obtener buenas calificaciones. No por las respuestas, sino por el empeño. El trópico, pero esencialmente el Caribe, la brisa que acarició las Antillas y que llega con la fuerza de una buena noticia, a veces, nos empaña los cristales y vemos jardines frondosos donde hay fosas comunes, cadáveres en descomposición, ratas y aves carroñeras.

En el valle de Caracas, inmenso y laberíntico, es común encontrarse ahora con sabios, monosabios y loros de repetición. Mononeuronales de ego henchido cuentan con espacios en la televisión pública en el horario estelar, que, además –y como agravante–, retransmiten los sobadores de esféricas de los medios privados. Una operación envolvente. Todos escuchan la misma canción, la misma consigna y ven el bigote y la perilla entrecana con algún resto de grasa de empanada. Detrás de los potentes reflectores de la televisión, también hay sombras en las que dominan el relenchín del miedo.

La boina roja, el pañuelo ibídem al cuello como los pioneritos cubanos y las chuletas, la ayuda memoria, útiles en los exámenes de bachillerato en El Furrial igual que en Maturín, no........

© El Nacional


Get it on Google Play