We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Cielo e infierno

2 1 0
17.11.2019

A veces imaginamos las realidades últimas como lugares en los que podríamos llegar a estar después de esta vida. Lo cierto es, sin embargo, que ya desde ahora se incuba dentro de nosotros algo de esa felicidad futura o tal vez mucho de esa frustración existencial que será después permanente.

El tema ha venido a mi mente no solo porque he tenido que estudiar La ciudad de Dios de san Agustín, sino porque he visto unas series de televisión que, aunque viejas, tratan sobre Lucifer y sobre cómo será la vida después de esta. Más que lo graciosas e interesantes (por plantear el tema) que puedan resultar las series con sus perspectivas, prefiero ahondar en lo que dice Agustín.

Para él, lo nuclear es el tema del amor, pues las ciudades de las que habla habitan en el corazón: “Dos amores fundaron dos ciudades, esto es, el amor propio hasta el desprecio de Dios, la terrena, y el amor de Dios hasta el desprecio de sí propio, la celestial”. Como el orgullo funda la primera y la humildad la segunda, ambas ciudades se confunden y mezclan en esta vida. No se trata solo de que nuestro propio corazón está en una búsqueda permanente de un amor más alto y profundo, por lo que los dos........

© El Nacional