We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Fin de las redes

1 3 0
03.08.2021

Las dictaduras no toleran la disidencia. Su carácter intransigente no da lugar a que se produzcan debates sobre cualquier tema, mucho menos cuando en los mismos se cuestionan las andanzas de sus cabecillas. Allá el que quiera pecar de incauto o de simular ser un ingenuo.

Está a la vista de todo el mundo el talante tiránico de Maduro y sus socios. Por ninguna parte de sus costados asoman, siquiera, una ñinguita de permisividad a los naturales cuestionamientos que merece cualquier gobernante en cualquier parte del mundo. Pero no, con Maduro no hay posibilidad alguna, y el que se atreva a cuestionar sus designios debe estar preparado para escarmentar, por lo menos, un carcelazo. Si no pregúntenle a Javier Tarazona y a sus compañeros de Fundaredes como la están pasando en los calabozos que le sirven de cuevas en las que encierran a los que cometen “el pecado” de criticar o dar información de las relaciones del régimen de Maduro con la narcoguerrilla colombiana.

Por lo antes dicho era de........

© El Nacional


Get it on Google Play