We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Por mi grandísima culpa

2 14 2
13.07.2020

Qué problema con despojar a los españoles para ser arreados por mediocres y saqueadores. Equivocados fracasamos (Mario Vargas Llosa, Tiempos recios). Para el Nobel “así se jodió América Latina”.

Es explicable miramos los unos a los otros, desencantados. Para el Diccionario Hispánico de Dudas, “por mi culpa, por mi culpa, por mi grandísima culpa”.

Me han planteado las elecciones parlamentarias en Venezuela, dónde viví 15 años, un rico país hoy baldado. No sé sabe quién ataca y defiende, por lo que el gobierno convoca y algunos plantean sufragar, pero otros no. Sin embargo, el proceso se adelanta con consecuencias inmediatas y análisis deplorables. En 1956 la dictadura de Marcos Pérez Jimenez convocó a una constituyente, que designaría al presidente. Rómulo Betancourt desde el exilio envió a Rafael Caldera esta misiva:

Carta a Rafael Caldera

2 de noviembre de 1956

Estimado Rafael Caldera:

He aprovechado esta oportunidad para escribirte unas líneas. A través de ellas quiero darte una opinión rápida y directa sobre la situación de nuestro país.

Nunca había caído tan bajo Venezuela como en estos ominosos tiempos. Ni lo de Gómez admite comparación con esa orgía de crímenes políticos, persecuciones a la ciudadanía y ausencia total de limpieza en el manejo de los dineros públicos. Y si algo faltare para completar el cuadro de irresponsabilidad administrativa, el paso ya se dio: la entrega de buena parte de las reservas nacionales de petróleo en condiciones onerosas para Venezuela, sin público debate, sin Congreso........

© El Nacional


Get it on Google Play