We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Golpes de cuartel, Estado, legislativo y de decencia

3 8 1
02.05.2020

En el editorial «¿Hacia dónde vamos?» se afirma que “todo parece apuntar a que vivimos en una democracia de los incompetentes”. Ese es mi profesor, Daniel Innerarity, en la Universidad del País Vasco, manifiesta Fátima Assad, de Siria, a su marido, Anastasio Arreaza, caraqueño. Se conocieron en The University of Haifa, con un liderazgo en conflictos derivados de la seguridad nacional e internacional. El amor los indujo al matrimonio, para convertirse en “una sola carne (Génesis 2:24)”.

Anastasio analiza la carta a Abrams del venezolano Enrique Aristeguieta Gramcko, por lo contundente y en honor a la admiración al último. Ha leído, como su mujer, al académico vasco, calificándolo de teórico, pues los episodios críticos de la democracia demandan actuaciones concretas. En el caso de Caracas: “Para inducir una fractura militar… y se materialice un quiebre, es indispensable… un hecho de fuerza, que permita a los militares tomar partido”. Así lo plantea Aristeguieta, por lo que le enviaré una nota expresándole: Felicitaciones, hermano, ¡86 años no es nada! Sé que esa es tu edad. Quisiera fundirme contigo en un abrazo.

La emoción lo lleva a un “Adendum” que titula “La mixtificación de los golpes de Estado”, para afirmar que las tiranías, estatuidas conforme a groseras transgresiones de la Ley de Leyes, falsean el rol de las fuerzas armadas, garantes de las democracias constitucionales, calificando con el “remoquete” de golpes de Estado acciones dirigidas a poner término a regímenes oprobiosos. Que me califiquen como “golpista”........

© El Nacional


Get it on Google Play