We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Carlos Andrés Pérez, «Ese hombre sí camina»

2 29 1
13.06.2020

He de aclarar que he venido como teólogo, no como profeta. Disertaré acerca de CAP esforzándome en “lo que quiso ser, lo que fue y lo que no pudo ser”, lo cual trasciende lo meramente venezolano.

La teología examina “la envidia”, sentimiento de quien, estando al acecho, ansía lo de otro. ¿Será que el mal tiene que ver con la obstinación del espíritu y la indolencia del corazón? Los éxitos y dificultades del “caminante”, cercanos a celos, resentimiento y animosidad.

En lo formal, ante un Estado para que nos conduzca, camino presunto al bien común, mediante leyes, la ejecución y aplicación de ellas, que emergen de funciones separadas, pero se controlan. Son “fórmulas organizativas” para conformarnos en sociedades. Pero, “algunas democráticas, otras no”.

La regla, subsumirnos en esa morfología. Pero somos humanos, por lo que todo es posible, “la sustitución de unos por otros” y devaluándonos. “Ni lo uno, ni lo otro. sino todo lo contrario”, achacaron al presidente. La burla ante el éxito y el proverbio “el que se mofa del pobre afrenta a su hacedor”. Y, “a Carlos Andrés lo que le falta es una cuota de ignorancia”. “Quien se regocija de la desgracia será castigado”. Lo axiomático cede a la pugnacidad.

Esas calificaciones despectivas al 2 veces presidente por el voto popular mojaban el pasto para la envidia, alimento de la historia constitucional incierta de los suramericanos. En el contexto, también, “es riesgoso demandar sacrificios al pueblo ante una democracia erosionada.........

© El Nacional


Get it on Google Play